Comenzó el encuentro por el cierre anual de Jóvenes y Memoria en la ciudad balnearia de Chapadamalal. Es un espacio destinado para que las juventudes reivindiquen la diversidad y lucha por derechos. Se trata del programa que realiza la Comisión Provincial por la Memoria (CPM) desde hace más de 21 años en forma ininterrumpida.

En el acto de apertura estuvo el presidente de la CPM y premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel; la ministra de gobierno bonaerense Cristina Álvarez Rodríguez; Gustavo Barrera, intendente de Villa Gesell; y autoridades del ente turístico local. La actividad durará hasta el próximo 15 de diciembre.

“Desde el martes, hay una carpa ubicada frente a los hoteles del complejo turístico de Chapadamalal porque comenzó el encuentro por el cierre anual de Jóvenes y Memoria”, contó Sandra Raggio, directora general de la CPM, a Tiempo. Es un programa pedagógico de diálogo democrático “que se construye sosteniendo el trabajo en el tiempo, con la participación de jóvenes de escuelas y organizaciones de todo el territorio de la provincia de Buenos Aires”. También contó que hay una agenda de derechos que “reclaman las nuevas generaciones”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Son más de 15 mil jóvenes que participan en el encuentro por el cierre de Jóvenes y Memoria en el complejo turístico de Chapadmalal, con más de 3 mil educadores, como viene sucediendo desde hace más de dos décadas. Así construyen la memoria de los 30 mil desaparecidos y desaparecidas durante la última dictadura cívico-militar. Durante la actividad exhibieron las producciones de la Escuela Normal Superior de Bahía Blanca y de la EES N° 1 de Pinamar que también participaron.

“Todos los años se producen miles de investigaciones de jóvenes de toda la provincia en el marco de este programa, los trabajos que realizan son expresiones de sus deseos, reclamos y luchas que tienen como nueva generación ”, valorizó Sandra. Cerró celebrando que los pibes y las pibas tienen “una verdadera agenda política, que reivindica la diversidad y la construcción de una sociedad justa e igualitaria”.

Construir memoria

Los hijos e hijas de desaparecidos también son parte del encuentro, quienes hoy son militantes de los Derechos Humanos. Es un espacio compartido donde construyen memoria y futuro digno para las nuevas generaciones.

“Consideramos que lo más importante de este programa es el trabajo que hacen los jóvenes con los relatos que recogen de la comunidad, de sus barrios, de sus vecinas y vecinos”, exaltó Roberto Cipriano García, secretario de la CPM. Continuó señalando que es muy importante lo que hacen porque “muchas veces las voces del pueblo son silenciadas, resultan ser expresiones que hablan del pasado más reciente, de las violaciones de Derechos Humanos cometidas durante la última dictadura cívico-militar y las actuales.»
“Es por todo ello que estamos muy agradecidos con les educadores -son más de 3 mil- que sostienen el trabajo durante todo el año”, expresó García a este diario. Finalizó profundizando en que los docentes y los jóvenes son quienes hacen “este programa que es un verdadero ejercicio de construcción de una sociedad democrática.»

Comisión Provincial por la Memoria

La Comisión Provincial por la Memoria (CPM) fue creada como Mecanismo Local de Prevención de la Tortura por resolución legislativa de la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires N° 2117 en el año 1999. Fue ratificada por la Ley provincial 12.483 el 13 de julio de 2000 y su modificatoria, la ley 12.611 del 20 de diciembre del 2000.

El presidente del organismo de Derechos Humanos es Adolfo Pérez Esquivel; Dora Barrancos la presidenta; Susana Méndez es la vicepresidenta; Víctor De Gennaro el vicepresidente; Roberto Cipriano García secretario; José María di Paola “El Padre Pepe” pro-secretario; Ernesto Alonso el tesorero. Nora Cortiñas; Víctor Mendibil; Ana Barletta; María Sonderéguer; Yamila Zavala Rodríguez; Laura Ginsberg; Carlos Sánchez Viamonte; Ana María Soffiantini; Gonzalo Conte y Guillermo Torremare.

Todas estas personas son quienes conforman la Comisión y realizan el programa Jóvenes y Memoria desde hace más 21 años en forma ininterrumpida para trabajar con los adolescentes de las escuelas de los 135 distritos de la provincia de Buenos Aires. Lo hacen para construir la memoria de los 30 mil desaparecidos, desaparecidas y reforzar los símbolos de la democracia.