La líder social colombiana Lucy Villarreal, dedicada a la defensa de los derechos humanos y a la promoción de la cultura en el departamento de Nariño, fue asesinada por desconocidos tras concluir un taller de danza para niños en la víspera de la Navidad. Se desconoce si se trató de un caso aislado o si el crimen está relacionado con la labor social que desempeñaba Lucy. Lo cierto es que desde el gobierno nacional no se brindó información hasta el momento y no hay ningún detenido por su muerte.  

El gobernador de Nariño, Camilo Romero, informó que Villarreal fue asesinada en Tumaco, una de las zonas más conflictivas de Colombia, donde se mantienen activas facciones disidentes de las FARC y del Ejército de Liberación Nacional (ELN), en lucha permanente con grupos paramilitares. “¡No puede ser tanta infamia! Asesinaron a Lucy Villarreal, lideresa, cultora del carnaval y defensora de la vida. Lo hicieron cuando terminaba un taller con niños. La tristeza es inmensa. Esta noticia empaña la Navidad”, afirmó Romero en Twitter.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE
Villarreal, madre de dos nenas, integraba la Fundación Cultural Indoamericanto, conformada por músicos y bailarines que trabajan desde 1994 para mostrar su espectáculo artístico durante el Carnaval de Negros y Blancos de Pasto, que se celebra todos los años a comienzos de enero en esa ciudad, capital de Nariño. “La eternidad está reservada para las personas de grandes obras. Por siempre Lucy Villarreal. Ni una menos”, señaló la fundación en sus redes sociales.

El pasado 10 de diciembre, el representante en Colombia de la alta comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Alberto Brunori, señaló que al menos 86 defensores de derechos humanos fueron asesinados en el país en lo que va de 2019.