“No hay que descartar que el candidato no sea Macri”, lanzó el gobernador mendocino Alfredo Cornejo ante el concurrido foro de la cámara de comercio argentino estadounidense (Amcham).

Si el presidente de la Unión Cívica Radical se proponía romper la monotonía de una tarde que venía algo sedada después de largas exposiciones sobre economía y política lo hizo y con creces.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Es la primera vez que un integrante de la alianza gobernante reconoce en público que la familia de Cambiemos intenta hacer que el presidente reflexione sobre sus chances reales de reelegir en las nacionales de octubre en el contexto de la crisis económica.

El cuyano reconoció de esa manera algo que en el off se venía manejando ampliamente. Los socios políticos del presidente están alarmados porque ven muchas posibilidades de que el proyecto reeleccionista sucumba.

De boca del propio Mauricio Macri se sabe que la única candidatura presidencial de Cambiemos es la suya, reafirmada hasta el hartazgo por Marcos Peña, Horacio Rodríguez Larreta, Elisa Carrió y Rogelio Frigerio, entre otros, pero las palabras de Cornejo en el foro empresarial pusieron de manifiesto la inquietud del oficialismo y la existencia de alternativas.

La candidatura de Macri, explicó Cornejo en los pasillos del foro Amcham Summit, “es el plan A pero hay que estar abierto a todas las opciones. Hay que ampliar. Con Cambiemos solo no alcanza”.

Según la declaración del gobernador, más allá del plan A se consideran candidaturas alternativas, pero en segundo lugar se le sugirió al presidente que participe de una gran paso con otros dirigentes de la oposición, incluyendo a gobernadores peronistas no K, como Juan Manuel Urtubey o a Juan Schiaretti, o a otros dirigentes del peronismo como Sergio Massa y Roberto Lavagna.

“Todos los planes que se hablan son. Hay que ampliar a otros gobernadores, a Schiaretti, a Urtubey y otros que no están con Cristina. Por qué no a Lavagna y por qué no a Sergio Massa. Ellos ya dijeron que no quieren pertenecer a Cambiemos pero podrían estar en una nueva coalición que hay que construir antes del 22 de junio”, sugirió.

Esos dirigentes “podrían ser candidatos compitiendo con Macri en la PASO” planteó Cornejo, quien reconoció que dentro de Cambiemos el mentado Plan V es una posibilidad latente.

“A Vidal no se la puede descartar porque tiene buena imagen, mide en las encuestas, y más de un funcionario nacional la señala” declaró el mendocino, quien agregó que más allá de los nombres “hay un plan de gobierno que no quiere volver para atrás, que entiende que volver a Cristina Fernández es un retroceso. Pero hay que reconocer que se viene de trece meses de caída de la economía y que eso sumado a la inflación no constituyen una buena plataforma para enfrentar los problemas”.

Ante un auditorio de empresarios remarcó la suscripción de Cambiemos a la agenda de las corporaciones cuando señaló que “las reformas económicas tienen consenso en la clase media pero requieren de un poder político que hay que construir. Evidentemente Cambiemos solo no puede hacer las reformas económicas que se necesitan”.