El Ministerio de Salud de la Nación reportó hoy tres nuevos casos importados de coronavirus Covid-19 en el país, con lo que suman 12 los infectados en el territorio nacional.

«A la fecha, el Servicio de virosis respiratorias del INEI ANLIS Malbrán analizó 28 muestras correspondientes a casos sospechosos de COVID-19. Se informa que en tres de las 28 se detectó genoma de SARS-COV-2. Son tres (3) nuevos importados confirmados de COVID-19. Junto a estos, ya son 12 los casos confirmados de coronavirus en el país», dice el reporte del Ministerio.

Se trata de dos pacientes de Ciudad de Buenos Aires y una de la provincia de Buenos, quienes «están cumpliendo el aislamiento establecido por las autoridades sanitarias».

El caso en la provincia de Buenos Aires, es una mujer de 53 años que está internada, mientras que los otros dos son de una persona de 71 años con residencia en Parma, Italia, que ingresó al país el 5 de marzo y un paciente joven, que asistió a un evento en Estados Unidos, que está internado para su aislamiento en una institución privada.

La escalada de casos disparó nuevas medidas de prevención contra la enfermedad, que hasta ahora eran exclusivas del Ministerio de Salud, y ahora se extendieron a otras carteras. Mediante una resolución, el Ministerio de Educación recomendó a los establecimientos educativos de todos los niveles y modalidades del país, tanto de gestión estatal como privada, que aquellas personas, tanto profesores como alumnos y personal no docente, que hayan regresado de viajes de estudio o de egresados a países donde hay una fuerte circulación y transmisión del Covid-19; permanezcan en sus hogares sin asistir a clases, aun si no presentan síntomas como tos o fiebre.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Asimismo, el gobierno dispuso una licencia laboral excepcional para quienes hayan regresado de esas mismas zonas, donde el coronavirus ya produjo buena parte de los más de 3500 decesos computados hasta el momento.

El Ministerio de Trabajo estableció que las empresas privadas y los organismos del sector público otorguen a las personas que vienen del exterior una licencia excepcional y que «en forma voluntaria» permanezcan también en sus hogares ante la sospecha de que hayan sido contagiados con el coronavirus.

Esa licencia, dice la resolución, «no afectará la normal percepción de las remuneraciones normales y habituales, como así tampoco de los adicionales que por ley o Convenio les correspondiere percibir». Ante la propagación mundial del Covid-19, Trabajo considera “de vital importancia la pronta aislación de las personas a efectos que no representen un riesgo de infección para otras».

Mientras tanto, el despliegue de las medidas de prevención sanitaria sigue en los aeropuertos y ahora se traslada a la estrategia de aislamiento de las personas infectadas que dispone el protocolo y la pesquisa epidemiológica de los contactos estrechos que tuvieron antes de asistir a centros de salud.

LA PRIMERA VÍCTIMA FATAL

Luego de un viernes en el que las cifras argentinas del coronavirus escalaron exponencialmente, pasando de dos casos confirmados a ocho, la perspectiva de que hubiera una primera víctima fatal se había instalado como posibilidad y al cabo se concretó el sábado. El primer fallecido es un hombre de 64 años, Guillermo Abel Gómez, domiciliado en San Telmo, que estaba internado en el Hospital Argerich, y que el 25 de febrero había regresado de un viaje a Francia.Según lo informado por las autoridades de ese centro de salud, tenía otras afecciones –era diabético, tenía hipertensión y bronquitis crónica, además de insuficiencia renal– que se complicaron con la afección respiratoria.

El hombre había llegado de su viaje por Europa sin síntomas, pero tres días después, el 28, comenzó a experimentar somnolencia y un cuadro febril, además de tos seca y dolor de garganta. Sin embargo, demoró varios días más en acudir al Argerich, donde quedó internado el día 4 de marzo, con un «cuadro de insuficiencia respiratoria que requirió asistencia mecánica inmediata».