Un grupo de entidades de bien público de la ciudad de Dock Sud desmintieron enérgicamente que el municipio de Avellaneda haya recortado gastos en la recolección de basura y, por ende, haya puesto en peligro la salud de los vecinos, tal como publicó hace tres días el diario Crónica.

“Desde la gestión del intendente Jorge Ferraresi se están llevando a cabo las tareas de recolección de residuos con total normalidad. Por tanto, las instituciones que representamos a los ciudadanos de Dock Sud no vamos a convivir con esta falta a la verdad generada por dichos y acusaciones malintencionadas que carecen de fundamentos. Sabemos de los esfuerzos que el municipio lleva a cabo cotidianamente en lo que respecta la recolección de los residuos y en la salud de los vecinos en nuestra ciudad”, dice el comunicado firmado por clubes barriales y centros de jubilados.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Desde la propia comuna de Avellaneda, informaron que ante el incumplimiento del gobierno nacional de entregar nuevos camiones recolectores, tal como había sido pactado, el municipio “llevó adelante una inversión histórica de más de 55 millones de pesos en la compra de seis camiones” que no permite cumplir con los requisitos de higiene urbana sino que, además, “generó 400 puestos de trabajo tras un convenio firmado con la cooperativa Gestionar, para que aporte la mano de obra”.