El jueves se terminará de dar forma al camino legislativo que tendrá que recorrer el proyecto de aborto legal. Así lo definió el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa. Esta tarde Massa se reunió con los presidentes de las 4 comisiones por las que pasará la iniciativa. Si bien el cronograma se definirá en dos días, se pudo conocer que el puntapié inicial lo darán funcionarios del gobierno de Alberto Fernández.

El encuentro entre Massa y los oficialistas Cecilia Moreau, Pablo Yedlin, Carolina Gaillard y Mónica Macha, presidentes de las comisiones de Legislación General, Salud, Legislación Penal y Mujeres y Diversidad, se realizó este martes de manera remota. Se resolvió, como en 2018, que la comisión cabecera sea Legislación General, ahora presidida por la diputada Moreau, protagonista del grupo sororo hace dos años. Y que además es la vicepresidenta del bloque del Frente de Todos.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En el encuentro se definió que el jueves será el día en el que a través de un acta las autoridades de las comisiones sellarán en detalle el debate parlamentario. Por ejemplo: la cantidad de expositores –podrían ser entre 30 y 60- se dividirán en 4 grupos: científicos, sanitaristas médicos, ético religiosos y juristas. También el cronograma de días y cantidad de horas que llevará el debate. A diferencia de 2018, los legisladores “verdes” apuestan a que no sea extenso para que el texto del Ejecutivo se trate en el recinto de la Cámara Baja antes de fin de año.

Además se anticipó que en la primera reunión informativa, con fecha a definir, participarán los ministros de Salud, Ginés González García, de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, y la Secretará de Legal y Técnica, Vilma Ibarra. En paralelo se tomó la decisión de promover entre todos una resolución de la Cámara para que el debate sea lo más respetuoso y serio posible. En dicha resolución se pedirá a los legisladores que trabajen en el tema evitar adjetivaciones personales y calificaciones peyorativas.

Para evitar escraches como las que sufrió el fin de semana en su domicilio el diputado Facundo Suárez Lastra (UCR), que se manifestó a favor del aborto legal, la presidencia de la Cámara anunció que tomará la medida de denunciar penalmente cualquier escrache a domicilios de diputados o acoso en sus teléfonos celulares.

Por otro lado se acordó que Salud, la comisión que preside el tucumano Yedlin, sea cabecera de la otra iniciativa enviada al Congreso por la Casa Rosada, el «Plan de los mil días». Propone una asistencia sanitaria a la persona gestante y sus hijos durante los primeros años de vida. El proyecto tiene amplio respaldo de los legisladores que se oponen al aborto legal. Y debido a que propone distintas asistencias económicas también tendrá giro a la Comisión de Presupuesto y Hacienda cuyo titular el Carlos Heller. Como anticipo Tiempo el domingo, la llave al tratamiento equilibrado que se propone dar al IVE será que ambos temas se traten juntos en el recinto.

Por ahora no se conoce si el tratamiento de los dos proyectos será en el marco de una posible prórroga de sesiones ordinarias o directamente en extraordinarias.

La diferencia entre las dos formas es que la prórroga da continuidad al trabajo de los parlamentarios. Son ellos los que acuerdan los proyectos a tratar en el recinto. En el caso de las extraordinarias, que parece barajar fuerte la Casa Rosada, es el presidente de la Nación quien fija el temario. Como comentó este diario en su edición dominical, la estrategia del oficialismo será enmarcar la discusión de del proyecto IVE haciendo foco en la cuestión de salud pública con el fin de lograr su sanción inmediata.

El proyecto de ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo (IVE) habilita a la persona gestante a realizarse un aborto de forma legal, segura y gratuita, hasta la semana catorce de gestación. Y luego de ese plazo en caso de que el embarazo es producto de una violación o si están en riesgo la salud integral de la mujer.