Un estudio salarial y del escenario laboral del Observatorio del Derecho Social de la Central de los Trabajadores de la Argentina Autónoma, que coordina Luis Campos, estimó un deterioro del 7,4 por ciento en los ingresos reales en lo que va del año, informó el sector.

«El salario real alcanzó su menor nivel desde 2010 y, en simultáneo, se produjo la mayor destrucción de empleo desde la crisis de 2009. En los próximos meses habrá un amesetamiento. El ingreso ya no tolera más deterioro y, aunque se estima que habrá más despidos, en especial públicos, es cierto que por cuestiones estacionales los últimos meses del año suelen presentar un mejor comportamiento del mercado de trabajo», sostuvo el informe.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El texto presentado por la CTA señala que la inflación del segundo trimestre alcanzó su punto máximo desde 2002, con el 46,9 por ciento interanual en junio y, en simetría, el deterioro del salario llegó al 7,4 por ciento, en comparación con 2015. También afirmó que la caída fue mayor si se estiman los últimos seis meses del año y consideró que las paritarias firmadas hasta junio “se licuaron en medio del aumento de precios” y que, los reclamos para reabrirlas, son «un termómetro del mundo laboral».

Para el equipo que integra Campos, variables económicas y políticas determinan que 2016 es «el peor período en mucho tiempo», y reseñó que 2014 comenzó de forma similar, aunque señaló la salvedad de que tuvo «un notable repunte en el último tramo”. “Se asiste a un reacomodamiento de las fuerzas sindicales, más generalizado en cuanto a los trabajadores», expresó la central. Para el sector, durante el primer semestre del año coexistieron medidas generales en el marco de conflictos descentralizados.

La CTA Autónoma y su Observatorio prevén conflictividad laboral y social en los últimos meses de este año, teniendo en cuenta por ejemplo «la negativa a reabrir la paritaria federal docente».