“Es doloroso e incomprensible, recordar el atentado y la impunidad”, sostuvo Sofía Guterman, la mamá de Andrea quien murió a los 28 años, en el atentado a la AMIA de 1994. El discurso de Guterman fue uno de los más encendidos durante el acto en Pasteur 633.

“El negro humo de la bomba aún sigue flotando, tapando la luz y la verdad porque para los familiares también significó el adiós a nosotros mismos”, sostuvo Guterman, quien afirmó que: “hace 22 años que están muertos y sus verdugos están libres” porque, dijo, “hasta ahora ningún gobierno pudo esclarecer el atentado”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La oradora recordó al fiscal Alberto Nisman, se solidarizó con las víctimas del atentado en Niza y también sostuvo que: “Los judíos fuimos perseguidos solo por ser judíos, no por ser sospechados de corruptos y ladrones”, en alusión a los dichos del Diputado del Parlasur, Agustín Rossi.