“Va a ser un día nuevamente de fiesta para la democracia. Espero que todos los argentinos vayan a votar y después hay que tener paciencia, porque los resultados van a estar recién después de las 9 de la noche”, señaló el presidente Mauricio Macri luego de emitir su voto en el barrio de Palermo de la Ciudad de Buenos Aires.

“Nosotros creemos en seguir con este cambio profundo en la Argentina”, sostuvo y agregó que “el mundo y los mercados esperan que la Argentina sigua por el mismo camino”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El presidente indicó que si bien la carga de datos empezará a las 21, recién a partir de las 10.30 van a estar los primeros resultados claros de la jornada.

En Río Negro votó el precandidato a vicepresidente por Juntos por el Cambio, Miguel Ángel Pichetto, quien resaltó la expectativa respecto a las PASO y señaló que «es importante» que la gente «vaya a votar, eligiendo con total libertad».

«Hoy hablan los ciudadanos que votan, estoy con mucha expectativa y vamos a esperar el resultado», dijo el senador luego de emitir su voto antes de las 10 en la escuela primaria número 60, Villegas, en Sierra Grande.

Agregó que «es importante que la gente vaya a votar, eligiendo con total libertad» y recordó que «la primaria es obligatoria».

También expresó su deseo de que «el desarrollo de los comicios sea totalmente normal» y en cuanto a las PASO dijo que «son importantes en un proceso de selección de candidatos», al tiempo que recordó que «muchos frentes ya tenían las candidaturas decididas».

El senador también señaló que «tal vez habría que hacer menos elecciones» ya que las de medio tiempo son «complejas», pero dejó claro que «este es el sistema» y «habría que analizar una reforma si es que se quiere cambiar».

Aseguró también que «es muy difícil producir fraudes» y que «es muy importante que los fiscales se mantengan en la mesa».

Pichetto dijo que iba a almorzar en Río Negro, «probablemente con amigos» y luego viajará a la Capital Federal para seguir las alternativas del escrutinio.

Más tarde fue el turno  Gabriela Michetti. «Es una irresponsabilidad», dijo luego de sufragar en una escuela de Balvanera. La vicepresidenta, quien fue desplazada del binomio presidencial que llevó a Mauricio Macri a la Rosada, pidió «tranquilidad» a la gente. Y, tal como se expresaron otras voces del gobierno, prometió «las elecciones más limpias de su historia».

Michetti dijo sentirse «rara por no ser candidata» (sic) a ningún Cargo electivo. «Es raro pero lindo esto de acompañar y no ser protagonista», señaló. Y no descartó tener como destino una embajada en caso de que Macri obtenga su reelección.