La primera sesión extraordinaria de la Cámara de Diputados de la Nación que preside Sergio Massa fue un escenario de batallas discursivas, pese a que los cuatro proyectos de ley que se tratan este miércoles tienen amplio consenso de todos los bloques.

La convocatoria de manera mixta, con mayoría presencial por sobre la participación remota, comenzó al mediodía con varias cuestiones de privilegios por parte de opositores y oficialistas para tocar temas ríspidos entre los bloques políticos como la gestión de la pandemia en Formosa por parte del gobernador Gildo Insfran; la denuncia que presentó el diputado Rodolfo Tailhade a su par de Juntos por el Cambio Fernando Iglesias y la no incorporación del proyecto de prórroga de la ley de biocombustibles en el temario de extraordinarias.

Los tres diputados de Juntos por el Cambio Waldo Wolff (Pro), Mónica Frade (Coalición Cívica) y Sebastián Salvador (Radicalismo), que viajaron a Formosa la semana pasada, para denunciar irregularidades, en la gestión de la pandemia en esa localidad en los centros de aislamientos de personas con Covid Positivo pidieron una cuestión de privilegio.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Wolff dijo: “Nos dijeron antes de ir que no íbamos a poder entrar a Formosa. Nos intimidaron desde el oficialismo. Nos dijeron que sin una invitación oficial no íbamos a poder entrar”. El legislador, que preside la Comisión de Libertad de Expresión, denunció una discriminación política. Relató que el gobierno provincial les había primero manifestado que “con el hisopado que cada uno se hacía en su jurisdicción íbamos a poder entrar. Llegamos al cruce de Mansilla desde Chaco para entrar a Formosa. Nos pidieron que hagamos otro hisopado porque el que nos hacemos en el resto del país parecería que en Formosa no funciona porque hay una ley paralela y nosotros para no hacer un escándalo, ni ir detenidos, que sería un escándalo internacional, nos adherimos a hacer otro hisopado”.

El legislador porteño agrego que los centros de aislamiento son “centros de reclusión en los que no hay personal sanitario. Nosotros lo constatamos. Increíblemente el secretario (Horacio) Pietragalla no lo pudo constatar a esto”.

Desde el Frente de Todos, varios diputados fomoseños criticaron a los de Cambiemos y defendieron el gobierno de Gildo Insfran. El discurso más encendido fue el del diputado Hugo Yasky, presidente de la Comisión de Derechos Humanos.

“Hablamos de la provincia de Formosa. Una provincia que para los neoliberales, para los que orientan las ideas de quienes representan a los grandes empresarios, como Mauricio Macri, era hasta hace muy poco inviable. Y tenían un proyecto que se publicó en el diario La Nación y Clarín que regionalizaba al país y que eliminaba a varias provincias que no estaban en condiciones de sostener sus legislaturas”, recordó el diputado.

Y añadió: “Esto es la razón por la cual respeto a Formosa y la decisión del pueblo formoseño. No me creo con derecho desde Buenos Aires, desde una posición supuestamente de supremacía cultural, a dictaminar que es un pueblo ignorante que acepta sumiso las condiciones de un dictador”. “Dictador le llama también esta derecha a Juan Domingo Perón, a muchos líderes populares de América Latina que fueron perseguidos por la CIA y la embajada yanqui. Allí donde conviven muchas veces muchos de los que fueron a hacer la denuncia y reciben claramente la agenda de las cosas que tienen que decir”.

“Formosa es dentro de todo el territorio nacional la provincia donde está pandemia ha cobrado un menor número de víctimas”, remató el dipuatdo.

Iglesias versus Tailhade

El diputado del Pro Fernando Iglesias utilizó el espacio del recinto para plantear una cuestión de privilegio contra su colega Rodolfo Tailhade, que lo denunció en los últimos días por supuesto “enriquecimiento ilícito”. La denuncia se basó en un incremento patrimonial y una propiedad inmobiliaria que sería de Mauricio Macri. “Tengo 63 años y es la primera vez que voy a tener que ir a un tribunal a defenderme. Eso me llena de pena, pero también de orgullo que lo haya hecho un canalla que es el chiquero de las denuncias. En cierta forma estoy contento porque ya me sentía discriminado porque ya había denunciado a casi todo nuestro bloque por las cosas más insólitas y ahora viene y me denuncia a mí”, apuntó Iglesias.

“Resultó que el fastuoso loft no estaba en Barracas sino en La Boca. No era propiedad de Macri.  No eran 300 metros y yo no tengo ninguna propiedad en ese edificio y lo voy a probar”, disparó.  A su turno, Tailhade respondió: “El diputado Iglesias ha puesto en crisis la legitimidad del ejercicio de nuestro cargo. A incurrido en un claro abuso de las prerrogativas que tenemos como diputados nacionales. Nos afecta a todos en un momento que tenemos que ser ejemplo para la Argentina. Durante 2018 y 2019, mientras el país se empobreció por la crisis generada por el gobierno más inútil de la historia, mientras a los argentinos les iba muy mal, el diputado Iglesias viajó por todo el mundo. En esos informes de gestión no aparece ninguna consideración de esos viajes”.

Según Tailhade, “este señor se autoinvitaba a sus propios congresos”. “En tres viajes había recibido en concepto de viáticos 7.076 dólares para que este señor recorriera el mundo vaya a saber para qué”, siguió denunciando, conectado a la sesión de manera remota. Y pidió a la presidencia de la Cámara “investigar en profundidad” el tema.