Los gremios docentes se reunirán este lunes con el director general de Cultura y Educación, Alberto Sileoni, para tratar la problemática de las 350 escuelas con problemas de gas y de calefacción, lo que originó protestas y reducción de horas de clase en distintos puntos de la provincia.

La reunión fue solicitada por el Frente de Unidad, que integran FEB, SUTEBA, SADOP, AMET y UDOCBA. Los sindicatos buscan conocer de primera mano las obras que se están ejecutando, los fondos girados a los consejos escolares de cada distrito y la inversión total realizada por el gobierno. El pedido surgió en medio de los «frazadazos» en escuelas de La Plata, Quilmes, Merlo, Lanús y Mar del Plata, que se realizaron en los últimos días a modo de protesta.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

«Queremos saber qué fondos se destinaron a tal fin y cuál fue el camino de esos recursos. Pero sobre todo, queremos que se dé prioridad uno a este tema y que, en carácter de urgente, se dé una solución», señaló a Tiempo la presidenta de la Federación de Educadores Bonaerenses (FEB), Liliana Olivera.

La dirigente también aclaró que recibieron muchas consultas esta semana por la problemática y que realizaron una encuesta en toda la provincia, cuyos resultados llevarán al encuentro con las autoridades.

El SUTEBA también llevará su propio relevamiento sobre los establecimientos con problemas en el suministro de gas. El secretario general del gremio, Roberto Baradel, precisó que son «más de 400 escuelas con dificultades con la provisión de gas» y agregó que si bien «es verdad que se ha invertido mucho, todavía falta una solución definitiva a estas escuelas que tienen diferentes situaciones» que van desde estar en obra a estar esperando sólo la habilitación del gasista matriculado.

«Después de la explosión de la Escuela N° 49 de Moreno se fijó un protocolo mucho más estricto con respecto al manejo del gas, las obras y la habilitación, y entonces hay escuelas que están esperando que lleguen las empresas para la habilitación, pero son cuestiones que hay que resolver y dar una solución definitiva. Nosotros ya lo veníamos advirtiendo, hablamos de esto con Sileoni y por eso le pedimos esta reunión para conversar, llevar propuestas, discutir, ver qué está pasando y tener el relevamiento oficial», señaló.

Desde el gobierno bonaerense, por su parte, señalaron que los problemas afectan al 3% de los casi 11 mil establecimientos que funcionan en la provincia y que, en el marco de «Escuelas a la Obra», ya se invirtieron más de 2 mil millones en obras de gas.

Sileoni precisó que «actualmente tenemos 350 escuelas sin gas, teníamos 2 mil con este problema. Nos duele decirlo, pero la realidad es que hemos avanzado muchísimo», planteó Sileoni en declaraciones radiales y precisó que 140 establecimientos «ya están con la obra terminada, esperando la inspección de habilitación por parte de las empresas».

«Nos preocupa el tema, hay escuelas sin clases y otras entran unas horas más tarde. Es un problema grande que molesta a las familias y complica el aprendizaje», admitió.

La oposición cuestionó al gobierno de Axel Kicillof y presentó un pedido de informes en el Senado bonaerense por la suspensión de clases en las escuelas sin calefacción y también reclamó la presencia de Sileoni en la comisión de Educación. «Por la pandemia o por el frío el kirchnerismo sigue cerrando escuelas», disparó el jefe del bloque de senadores de Juntos, Christian Gribaudo, al anunciar ambos proyectos.