Se realizó un acto en conmemoración a la sublevación de un grupo de marineros en la Armada Argentina al cumplirse el 50 aniversario. El homenaje tuvo lugar este jueves en el Archivo Nacional de la Memoria y contó con la presencia del secretario de Derechos Humanos de la Nación, Horacio Pietragalla Corti. También estuvieron los protagonistas de la rebelión y familiares de los marinos que fueron víctimas del terrorismo de Estado.

Cabe destacar que la sublevación en la Armada -ocurrida el 17 de noviembre de 1972- fue protagonizada por un grupo de oficiales, suboficiales y conscriptos que hicieron un alzamiento contra las órdenes y disposiciones represivas en el contexto de la dictadura militar de Alejandro Agustín Lanusse. Fueron secuestrados, asesinados y posteriormente desaparecidos por el terrorismo de Estado: Carlos Federico Lebrón, Mario Galli y Juan Domingo Tejerina.

“El acto se hizo con el propósito de homenajear a todos los marinos que buscaron defender una corriente de pensamiento nacional y democrática dentro de las Fuerzas Armadas”, contó Horacio Pietragalla Corti, titular de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, a Tiempo. Continuó recordando que pretendían garantizar “el respeto y efectivo cumplimiento de la Constitución Nacional, la libertad, el derecho a la vida y la defensa de la comunidad en su conjunto”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Quiero destacar el ejemplo que han dado los marineros en aquel momento. Es algo que sucedió hace mucho tiempo, pero se transforma y continúa en el presente”, explicó Pietragalla Corti. Siguió relatando que se trata de “una batalla cultural, de una pelea que damos todo el tiempo con el poder real”.

Es una lucha que tiene más de dos siglos de antigüedad. Se trata de una disputa entre dos proyectos distintos, uno es nacionalista e incluye a todo el pueblo argentino en el marco de la patria grande; el otro es de dependencia, subordinado a las grandes potencias y los grandes grupos económicos.

Foto: Prensa Derechos Humanos de la Nacion

El levantamiento de los marineros

“Tras el levantamiento de 1972, las acciones iniciadas en la ESMA no prosperaron y los marinos fueron encarcelados, juzgados y condenados por un Consejo de Guerra acusados de rebelión, conspiración y omisión por encubrimiento”, recordó el secretario. También reconstruyó que en mayo de 1973, fueron liberados bajo la promulgación de la Ley de Amnistía un total de 52 marinos, pero no pudieron volver a las filas”.

Al poco tiempo -en 1974- fueron expulsados de la fuerza “por medio de un decreto firmado por María Estela Martínez”, señaló Pietragalla Corti. Finalizó asegurando que muchos de ellos se volcaron a la militancia en las organizaciones políticas y político-militares. Sufrieron persecución, represión y encarcelamiento”.

Participantes del acto

Estuvieron en el acto, el Coordinador de la Comisión de Defensa del Partido Justicialista Ernesto López; la socióloga, historiadora, educadora y feminista argentina Dora Barrancos; Eduardo Jozami, director nacional de Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario del Ministerio de Defensa de la Nación.

Durante el cierre del acto, Martín Oteiza Lebrón y Marianela Galli -hijos de los marinos sublevados- hicieron entrega de documentación histórica referida a los hechos ocurridos aquel 17 de noviembre de 1972. La misma fue recibida por Marcelo Castillo, secretario de DDHH y el presidente del ANM, y pasará a formar parte del acervo del Archivo Nacional de la Memoria.