La alianza de Juntos por el Cambio cerró este sábado las primeras listas de precandidatos que pondrá en juego en las PASO del 12 de septiembre. Se trata del primer diseño electoral luego de la derrota que sufrieron Mauricio Macri y María Eugenia Vidal en la pelea por sus reelecciones como presidente y gobernadora bonaerense en los comicios de 2019. Desde este domingo empieza a correr una campaña corta de seis semanas hasta que se realicen las primarias. En esa visita a las urnas el jefe de Gobierno porteño Horacio Rodríguez Larreta no será candidato, pero apuesta parte de su futuro: logró anticipar la jubilación política de Macri en las definiciones del PRO para estos comicios y concretó un cambio de domicilio para Vidal, que ahora es primera precandidata a diputada nacional por la Ciudad. También para Diego Santilli. Este jueves dejó la vicejefatura porteña y encabeza la lista de precandidatos del PRO para la Cámara de Diputados por la provincia de Buenos Aires.

Los movimientos a los dos lados de la General Paz y el Riachuelo apuntan a evitar la fuga de votos por derecha que azota a la coalición opositora desde su última derrota. En territorio bonaerense JxC también buscará llenar el hueco que deja Vidal como candidata indiscutida en el distrito que gobernó durante cuatro años. Llenarlo no será fácil y sucede con desventaja.

Tal como contó este diario, los arquitectos del larretismo en la provincia de Buenos Aires admiten que lo mejor que le puede pasar a JxC es lograr un segundo lugar digno. Así de empinado es el camino que le espera a Santilli, que abandona el poder que acumuló en la Capital y comienza una campaña para instalar su figura. Dice que ya recorrió 40 municipios de los 135 que tiene la provincia y le queda un mes y medio para llegar a la mayor cantidad, aunque sabe que su fortaleza está en el conurbano como primera proyección de su presencia en el gobierno porteño. Estará secundado por representantes de las internas de PRO, luego que se bajara el intendente de Vicente López, Jorge Macri, y también de la CC y Confianza Pública de Graciela Ocaña, que es la segunda precandidata. El tercer puesto quedó para el titular del bloque de la CC en Diputados, Juan Manuel López y de su compañera de bancada Marcela Campagnoli. Ambos buscan otro mandato. Les sigue el ex secretario de Seguridad Gerardo Milman, que tiene el quinto lugar a partir del pedido de Bullrich luego de su “renunciamiento”.

Para definir su eficacia, Santilli primero deberá medirse en las PASO bonaerenses con el médico neurólogo Facundo Manes. Es el primer aspirante de una lista construida por la UCR para pelear el liderazgo de la coalición antiperonista a nivel nacional, pero que en la provincia se abrió para ampliar la alianza con la inclusión de Margarita Stolbizer del GEN y del extitular de la Cámara baja, Emilio Monzó, que concreta su salida definitiva del PRO. Al cierre de esta edición, se confirmó el predominio radical en el armado de Manes con la inclusión en el segundo puesto de la rectora de la Universidad Nacional del Noroeste de Buenos Aires (UNNOBA) Danya Tavela, que responde a Martín Lousteau.

Con esa presión Stolbizer queda en cuarto lugar. Se devalúa su flamante ingreso a JxC, aunque el desembarco fue priorizado frente a la posibilidad de sumar al economista ultraliberal José Luis Espert, de Avanza Libertad. Es uno de los protagonistas de la fuga por derecha que padece JxC y su ausencia en la interna de la principal alianza opositora aumenta las preocupaciones sobre su capacidad de daño.

“Espert no le va a quitar votos al FdT, todo lo que sume, nos lo quitar a nosotros”, se quejaron en el gobierno porteño, aunque la Coalición Cívica y la UCR no lo querían adentro. Sólo Santilli estaba dispuesto, con tal de no perder los votos que tanto necesita para posicionarse en el distrito que concentra el 40% de los votos a nivel nacional. Sabe que compite ante un radicalismo empeñado con ganarle para liderar la lista bonaerense, pero a último momento cerró acuerdos con el intendente de San Isidro, Gustavo Posse. El radical bajó su candidatura para la unidad del partido, pero en desacuerdo con el armado de Manes apoyará a Santilli. Si el exvicejefe no le gana a Manes en las PASO, no quedará afuera de la Cámara baja, pero sería un daño directo al plan impulsado por Rodríguez Larreta, en la primera aventura electoral del PRO sin la omnipresencia de Macri. El expresidente se declaró prescindente de la interna, pero asegura a los suyos que los deseos del “segundo tiempo” siguen intactos.

En la Ciudad de Buenos Aires los riesgos de la fuga de votos por derecha fueron contenidos a medias y en los últimos días del cierre un sector del radicalismo volvió a hacer valer su capacidad de daño con una tercera lista que competirá con Vidal y con el exministro de la Alianza, Ricardo López Murphy. Rodríguez Larreta había pactado una interna controlada con el líder de Repulicanos Unidos, que desde ahora forma parte de JxC. El economista iba a medirse con una lista de unidad de los trece socios del oficialismo porteño, encabezada por Vidal. La conducción de la UCR capitalina, liderada por Lousteau, puso al economista Martín Tetaz como segundo precandidato, en un armado que incluye a la diputada Paula Olivetto de la CC y a su colega macrista Fernando Iglesias. Ambos van en busca de un nuevo mandato, al igual que la radical Carla Carrizo, que esta en el quinto lugar. En el armado se intercalan referentes de los socios porteños, pero Vidal no metió a ninguno de los suyos en esa categoría. En la lista para legisladores porteños puso a su exfuncionario bonaerense Emmanuel Ferrario como primer precandidato. Así el joven aspirante puede transformarse en el próximo vicepresidente primero del viejo Concejo Deliberante y permitirle al vidalismo retomar las riendas del cuerpo que la exgobernadora tuvo entre 2011 y 2015 cuando fue vicejefa de Rodríguez Larreta. El cambio implicará la salida total del “santillismo” de la Legislatura, lo que genera dudas sobre las ventajas del cambio de jursidicción de su referente.

La contienda que protagonizarán Vidal y López Murphy tendrá un tercer jugador que podría debilitar los planes originales del alcalde porteño. Es la lista Adelante Ciudad, liderada por el exsecretario de Salud Adolfo Rubinstein, como primer precandidato de un puñado de dirigentes radicales que se oponen “al giro conservador” de JxC. En la lista que integran Rubinstein,la pedadoga Mónica Marquina, el diputado Facundo Suárez Lastra y el actor Luis Brandoni están entusiasmados de disputar la orientación de la alianza porteña, en un desafío abierto a Lousteau, y a los dos empresarios garantes de la conducción actual: Enrique “Coti” Nosiglia y Daniel “Tano” Angelici.