El incremento de la participación en las elecciones de este domingo fue clave para que el oficialismo pueda remontar y quedar al borde del empate técnico con la oposición. El Frente de Todos consiguió 462 mil votos más, que obtuvo especialmente en el Conurbano, donde estuvo puesto el foco de la campaña “puerta a puerta” que inició el gobierno tras la derrota del 12 de septiembre. La estrategia de “ganar perdiendo” y los casos testigo.

Con el 98,17% de las mesas escrutados, la boleta de Juntos para diputados nacionales por Buenos Aires, con Diego Santilli a la cabeza, consiguió 3.480.298 votos y la lista que postulaba a Victoria Tolosa Paz del Frente de Todos 3.368.310 votos. El marcador quedó 39,8% a 38,5%, es decir, una diferencia de 1,28%. El conteo definitivo comenzará el miércoles en La Plata.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En las PASO, Santilli junto al candidato radical Facundo Manes -quien compitió en la interna y perdió- había obtenido 3.262.253 sufragios, mientras que el oficialismo había sacado 2.905.720 adhesiones. Es decir que en la elección general de este domingo, Juntos incrementó su caudal en 218.045 votos y el oficialismo duplicó esa diferencia y se alzó con 462.590 sufragios más.

El factor clave para el descuento de tres puntos de los casi 4 que el macrismo le había sacado al gobierno en septiembre es el nivel de participación del electorado. En las elecciones del 12 de septiembre, el promedio de concurrencia a votar fue del 67%, mientras que en la general subió a casi el 73%.

La Primera Sección Electoral tiene 4.467.004 electores habilitados para votar. En septiembre fueron 3.050.024, el 68% del padrón total; ahora concurrieron 3.193.196, es decir el 72%. En total, 143.172 personas más fueron a votar el domingo. En 2017, lo había hecho el 79%.

En este conglomerado del Conurbano norte y oeste, el resultado fue casi un empate técnico: terminó en 39,17% a 38,43%. El FdT repuntó en 181 mil votos y la oposición en 70 mil. En septiembre, la distancia había sido de 132 mil votos y ahora se redujo a 22 mil votos.

En la Tercera Sección Electoral, el oficialismo repitió la victoria, esta vez por una ventaja de 379.209 votos. Fue la única de las secciones en la que ganó, las siete restantes quedaron en manos de JxC. La participación subió del 69% al 73%, aunque no alcanzó la marca de la legislativa de 2017 en que había llegado al 80%.

En este territorio, hubo 1.386.610 votos para la boleta de Tolosa Paz, que logró 185 mil votos más que en las PASO, pero quedó lejos todavía del 1,9 millón de votos que obtuvo la coalición de gobierno en 2019.

Santilli, en tanto, logró 1.007.401 de votos, es decir, 68 mil voluntades más. En las PASO había crecido en 100 mil votos en comparación con los comicios de dos años atrás, donde se frustró la reelección de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal.

Casos

En La Matanza, el distrito con mayor caudal de electores de la provincia, el Frente de Todos ya había ganado pero ahora amplió la diferencia en 3 puntos al 47,7% de los sufragios. Sacó 342.356 votos, 41 mil más que en las primarias. Juntos obtuvo 201.050 votos, unos 25 mil más. Fueron a votar 738.954 matanceros, es decir el 72% del padrón. Eso significa un 3% más que en las PASO, pero 7 menos que el 79% que se movilizó en las generales de 2019.

Aunque no ganó, el FdT logró remontar en Lanús y quedar en un empate técnico. En el distrito del intendente Néstor Grindetti, jefe de campaña de Diego Santilli, el peronismo remontó y quedó a 1037 votos del empate. Juntos ganó con el 39,74% -105.807 votos- al oficialismo que sacó 39,35% -104.770 sufragios-. La participación creció del 69% al 73%. Fueron a votar 21 mil personas más.

En Quilmes, en tanto, la intendenta Mayra Mendoza logró revertir la derrota y le ganó a Juntos por 40 a 39. Es uno de los casos más significativos. En septiembre, Juntos le había ganado por 21 mil votos y ahora logró imponerse por 2.100 votos: 131.426 a 129.255. La participación creció al 73%. Hace dos meses había sido del 69%.

En San Martín, el distrito del ministro de Obras Públicas de la Nación, Gabriel Katopodis, el FdT también logró recuperarse y ganó por 0,51%. Cosechó 12 mil votos más, mientars que la oposición sólo creció en 500 votos. El escrutinio definitivo terminó 38,52% a 38,01%. Santilli quedó 1161 sufragios abajo de Tolosa Paz.

En Tigre, mejoró la participación y el caudal de votos del gobierno pero no alcanzó para ganar. En el pago chico del titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, el oficialismo ganó 13 mil votos más que en septiembre, mientras que Juntos creció en 8800 voluntades. El conteo terminó 40 a 36 a favor de los amarillos.

En Morón, donde el gobierno conduce y había perdido hace dos meses, recuperó 10 mil votos y subió 6 puntos. Aunque no triunfó, la remontada le permitió al intendente Lucas Ghi retener todas las bancas que ponía en juego y retener el control del Concejo Deliberante. El FdT subió en ese distrito a 66.659 votos y Juntos a 85.681 votos. La participación creció 4 puntos.

En Almirante Brown, el peronismo también amplió la ventaja. La boleta de FdT -en la que el intendente Mariano Cascallares compite como diputado provincial- obtuvo 145.039 votos, casi 20 mil sufragios más que el 12 de septiembre. Juntos había sacado 84 mil en las PASO y ahora sacó 6 mil más: 90 mil.

En Merlo, el distrito que comanda Gustavo Menéndez, también se estiró la diferencia a favor del FdT de la mano de la mayor participación. La lista de Tolosa Paz sacó 123.292 votos, 19 mil más. La de Santilli llegó a 72 mil, unos 5 mil sufragios más. La concurrencia fue del 70%, seis puntos más que en las primarias.