El dirigente social y referente del Frente Patria Grande, Juan Grabois, calificó como “una medida muy importante” el congelamiento por 90 días de los precios de unos 1.400 productos de consumo masivo y pronosticó que “va a funcionar si tiene el apoyo político y social que requiere”.

“Está muy bien la medida que se ha tomado. Tiene todo nuestro apoyo y la ciudadanía se tiene que empoderar a través del control social de los precios”, dijo Grabois durante la mañana en diálogo con la radio online Futurock.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Consideró a la decisión como “muy importante” porque, opinó, “marca una voluntad del gobierno nacional de cambiar una actitud condescendiente con los monopolios y formadores de precios que le han robado el pan a nuestra gente”.

Dijo estar “absolutamente convencido que si la medida tiene el apoyo político y social que requiere va a funcionar” y que, si bien “ninguna persona piensa que sea la solución definitiva”, los precios “van a estar congelados unos meses y después se deberá barajar y dar de nuevo”.

A modo de ejemplo, Grabois detalló que en muchos países del mundo hay “distintos mecanismos de control de precios, leyes antimonopólicas y revisiones en la cadena de valor”, pero -advirtió- en Argentina “es mala palabra”.

“Molinos, Arcor y Ledesma, durante la pandemia, cuando todo el mundo se empobreció, tuvieron ganancias importantes; este año los formadores de precios tendrán que ganar menos, a bancársela”, enfatizó.

En este contexto, Grabois elogió y evaluó “muy importante” lo expresado ayer por el ministro de Economía, Martín Guzmán, quien declaró que “acabar con la dependencia del FMI es un acto de soberanía” y remarcó que la “premisa” del Gobierno es “buscar un acuerdo que funcione, no cualquier acuerdo”, sino uno que “ponga al pueblo trabajador como protagonista”.

“Lo de Guzmán ayer fue muy importante porque planteó lo que muchos venimos diciendo: que es mejor no tener ningún acuerdo que tener un mal acuerdo. Y eso cambia la orientación estratégica en la negociación con el Fondo Monetario Internacional (FMI)”, reflexionó Grabois.

“No es ninguna tragedia no pagarle al Fondo”, aseguró y dijo que, en cambio, “lo criminal sería pagarlo con estos niveles de pobreza” y graficó: “con 4 mil millones de dólares podríamos cubrir un salario básico universal para toda la población argentina”.

También, Grabois llamó a “redoblar la militancia” para que concurran a las urnas el próximo 14 de noviembre todos “los que no fueron a votar” en las PASO de septiembre pasado.

“Es la mejor herramienta para frenar el avance de la derecha y de estos poderes corporativos y concentrados que no nos dejan vivir porque especulan con los precios de los alimentos”, expresó.