“El 25 de Mayo voy al Obelisco con mi familia, porque con la presencia del FMI, la Patria está en peligro”, dicen los artistas, convocando a una cita inexcusable para este viernes a las 13. Entre ellos, también lo dice Rita Cortese, que explicó a Tiempo el porqué de ésta iniciativa.

Parafraseando a Vicente Zito Lema, dramaturgo y filósofo, “el arte no detiene la mano de quien te humilla la vida, pero si te muestra la herida y el tamaño de esa herida”, afirma Cortese. “Este viernes, la ciudadanía no va a poder detener el hecho de que vayamos al FMI, pero sí va a mostrar el dolor de ese pueblo que vuelve a estar endeudado, intuyendo las consecuencias del préstamo, y sabiendo que lo hacen con condiciones”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“La mitad del pueblo se equivocó muy fuerte –agrega, consultada por el ambiente que palpa en la calle-, y ahora se quieren matar. Sobre todo la gente más despojada, y la clase media”.

Cortese ilustra el crítico panorama que se vive en el ámbito laboral de los actores. “Hay muy poco laburo. En ficción, apenas dos tiras y una miniserie. Y en cine, el gobierno dice que se está filmando más que nunca, pero lo que pasa es que se acumularon las películas que se pararon el año pasado. Son 50 películas que en otras épocas hubiesen sido 100. Lo que yo tenía que filmar para marzo se pasó para el año que viene Además una película de gran envergadura antes se filmaba en ocho semanas. Hoy se hace en seis, y las que se producían en seis, en cuatro, y así se va achicando hasta que se suspende y andá saber cuándo se retoma”.

La actriz y cantante establece un paralelo entre el regreso al Fondo Monetario Internacional y el desinterés por parte del Estado respecto de la cultura. “El cine –argumenta- es una industria, y se deja de lado porque cuenta muchas cosas. El cine te forma, cultural y políticamente hablando. Hay que pensar que donde hay seis actores, atrás hay 300 técnicos. Este proyecto quiere achicar la industria. Quieren que seamos dependientes de los grandes poderes económicos. No se filma la cantidad de películas que se producían antes. Y los subsidios se están dando a través de los bancos, cuando el INCAA es un ente autárquico y se solventa con la entrada y la publicidad”.

Respecto del futuro político inmediato, Cortese se anima a dar algunos nombres: “Ya hay una oposición que está haciendo fuerza, pero está muy acotada en su difusión. Alberto Fernández está en una postura muy distinta, Rossi es un cuadro importantísimo, son políticos de fuste. Y si me preguntas por Cristina, te digo que es la estadista más importante de los últimos 50 años y la extraño mucho. Extraño el proyecto que teníamos, porque era de bienestar y de felicidad. Pero la gente compró lo de que ‘se robaron todo’. Le picaron la cabeza”.

“A este gobierno -concluye Rita Cortese- no le interesa nada que signifique la independencia de un país, ni su libertad cultural y económica. Eso es un proyecto. No es que se equivocan. Es el modelo de país que quieren, achicar el estado y buscar la dependencia. Porque agarraron un país sin deudas. Y nadie lo puede negar, es de rigor histórico. Y hoy estamos con una deuda brutal”.

*Artículo escrito en el marco del convenio con la UNDAV.