La flamante conducción de la CGT recibirá a los representantes de las tres organizaciones de la economía popular que motorizaron la multitudinaria marcha del 7 de agosto, que unió San Cayetano con Plaza de Mayo: la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), Barrios de Pie y la Corriente Clasista y Combativa (CCyC). Con este cónclave, estas organizaciones darán un nuevo paso para avanzar en el reconocimiento de las demandas del sector, que se suma al proyecto de ley impulsado por legisladores del Movimiento Evita y de diferentes bloques de la oposición, que busca declarar la Emergencia Social en todo el territorio nacional y crear un Salario Social Complementario para los trabajadores de la denominada economía popular. 

Juan Carlos Schmid (Dragado y Balizamiento), Héctor Daer (ATSA) y Carlos Acuña (Trabajadores de Estaciones de Servicio) se reunirán con los referentes nacionales Esteban Castro (CTEP), Daniel Menendez (Barrios de Pie) y Amancay Ardura (CCyC) entre otros, en la sede de Azopardo 802, con la finalidad de «evaluar y analizar la situación social que atraviesan las trabajadoras y los trabajadores de la Economía Popular, así como el desafío que enfrentan los movimientos populares y las centrales sindicales de cara a las medidas económicas que aplica el gobierno nacional», según se difundió desde el Movimiento Evita.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Según supo Tiempo, las organizaciones de la economía popular, que incluyen a trabajadores del sector informal, pedirán a la CGT  reunificada, en primer lugar, apoyo para que el Congreso declare con formato de ley la Emergencia Social, máxime con la consideración que Daer es diputado nacional por Bloque Federal Unidos por una Nueva Argentina (UNA) que tiene como referente al también legislador nacional Sergio Massa. 

Lo segundo, será la solicitud de «unidad en la acción» y la coordinación de medidas e iniciativas conjuntas, que ya empezaron a materializarse en la masiva marcha por el Día del Trabajador el 29 de abril pasado, cuando, con la CGT aún sin unificar, las organizaciones de la economía popular se movilizaron junto a los trabajadores del sector formal. Lo tercero será elaborar juntos un diagnóstico «que sirva para encontrar puntos de unión». Y también solicitarán el acompañamiento de la CGT para la gran reunión de las organizaciones de la economía popular argentina el próximo 24 de septiembre, cónclave preparatorio para el Encuentro Mundial de Movimientos Populares que se concretará en noviembre próximo, con el visto bueno del Papa Francisco, en el Vaticano. 

Luego de este encuentro, está previsto que los representantes de las organizaciones sociales  se reúnan el viernes próximo con los líderes de las dos CTA.