La oposición trastabilló en la Comisión de Presupuesto y no pudo obtener el dictamen de mayoría para el proyecto que busca regular el aumento de tarifas en los servicios públicos. Pese al traspié, sumadas las firmas de las tres comisiones, el arco opositor logró el  dictamen de mayoría. Así las cosas el tema se debatirá en el recinto el próximo miércoles porque ya que se cumplió con el tratamiento reglamentario y el proyecto obtuvo el despacho de mayoría del plenario de Comisiones de Obras Públicas y Defensa del Consumidor y el de minoría en Presupuesto.

La mayoría conseguida por Cambiemos en la Comisión de Presupuesto le abre al oficialismo la posibilidad de dar una batalla parlamentaria para comenzar el debate por las tarifas con la cancha embarrada.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El traspié opositor tampoco empaña las posibilidades de que el proyecto sea aprobado la semana próxima. Por ahora la iniciativa para frenar el tarifazo sigue contando con 130 voluntades para acompañar el proyecto redactado por el justicialista Diego Bossio y el renovador Marco Lavagna.

Sin embargo, en los pasillos del Congreso esperan una fuerte presión por parte del Gobierno sobre los gobernadores. Por eso a nadie le sorprendió que en medio del debate en la Comisión, la gobernación de Córdoba emitia un comunicado en el cual sostuvo que “El Congreso nacional no tiene la facultad de legislar sobre las tarifas de las provincias”.

La reunión se llevó a cabo en el Anexo C de la Cámara Baja y se extendió por más de 4 horas. Allí la oposición recordó que las previsiones realizadas por Cambiemos en el Presupuesto ya no se coinciden con la realidad. En ese contexto tanto el justicialista Bossio como Lavagna aseguraron que el aumento de la recaudación se puede utilizar para morigerar el aumento de las tarifas.  

El anuncio realizado por el jefe de Gabinete, Marcos Peña, sobre el veto al que recurrirá el Ejecutivo en caso de que la norma sea sancionada sobrevoló toda la discusión. Bossio recogió el guante y señaló: “Hemos leído con atención a alguna declaración del jefe de Gabinete. No vamos a entrar en la discusión de irracional o racional. Acá no estamos discutiendo gobernabilidad, quien tiene más poder o menos poder. Estamos discutiendo razonablemente si podemos resolverle a la gente”.

Además, Bossio advirtió: “No vamos a permitir que estén presionando para que no se traten temas. Si los aumentos tarifarios no se pueden pagar no son aumentos posibles”.

En el mismo sentido se expresó Lavagana: “La inflación le genera al Estado una cantidad de recursos adicionales que pueden servir para bajar el IVA a las tarifas”.

Por su parte, Axel Kicillof, diputados del Frente para la Victoria, aseguró: “El objetivo es darle una clara perspectiva a las familias, a las PyMES, a los trabajadores de que no vamos a seguir avanzado en este país con el pedido de las grandes empresas energéticas que dolarizaron las tarifas que se vuelven impagables”.

En tanto, Eduardo Amadeo, el vocero más enérgico del oficialismo en la Comisión, resto importancias a los cuestionamientos y sentenció: “Desde Cambiemos vamos a ser duros y vamos a acompañar al gobierno nacional”.