La Comisión Permanente de Homenaje a las Madres de Plaza de Mayo de Quilmes denunció que el viernes pasado, en la ronda 136 que realizan desde hace 11 años en la Plaza San Martín de dicha ciudad del sur del conurbano bonaerense, la Policía Local que responde al intendente Martiniano Molina, intentó impedir la histórica marcha, pidieron documentos para identificar a quienes participaban de ella y amedrentándolos con la presencia de varios patrulleros.

“Por supuesto que no lo permitimos ni nosotros ni el pueblo que solidariamente increpó a la agente policial por su atrevimiento y su desconocimiento. Las Madres siempre contamos con el apoyo incondicional de nuestro pueblo porque somos parte de ellos y venimos juntos luchando contra la represión de todos los gobiernos. El mejor ejemplo es que junto a millones de compatriotas aplastamos el 2×1 en las multitudinarias marchas de repudio en todo el país. Queremos denunciar este nuevo atropello al derecho a la protesta. Denunciamos en particular y hacemos responsable al gobierno municipal de Martiniano Molina por esta embestida que pretende ahogar el justo reclamo por la verdad y la justicia. Exigimos el castigo ejemplar a las policías comunales que intentaron frenar nuestra ronda”, afirma la agrupación en un comunicado.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Al mismo tiempo, informó que mañana a las 10, en la misma plaza San Martín del centro de Quilmes, realizarán una conferencia de prensa para ampliar detalles y visibilizar lo sucedido.