Dirigentes gremiales propusieron este miércoles prorrogar la Ley de Aporte Solidario de las grandes fortunas “mientras dure el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional” y pidieron que la deuda la paguen quienes fugaron dinero del país. Además, advirtieron que saldrán a las calles si hay un ajuste.

En el marco de los cuarenta años de la protesta nacional histórica que reclamó “Paz, Pan y Trabajo” durante la dictadura militar y que fue liderada por Saúl Ubaldini, referentes y referentas de sindicatos de todo el país difundieron un documento en el que pidieron “que la deuda no la paguen los de abajo”. “¿Quiénes son los que van a pagar esta “deuda – estafa” al FMI?”, se pregunta el texto que lleva las firmas de Pablo Moyano, Hugo Yasky, Sergio Palazzo, Víctor Santa María, Héctor Amichetti, Mario Manrique, Ricardo Peidro, Hugo Godoy y Sonia Alesso, entre otros y otras.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Además de rechazar el acuerdo, el documento propone alternativas para pagarle al FMI. El secretario General de ATE y adjunto de la CTA Autónoma, Hugo “Cachorro” Godoy, indicó que ante la situación gravosa que plantea el acuerdo es imprescindible definir mecanismos para garantizar que “la estafa la paguen los que la fugaron y los sectores que más se han beneficiado con las políticas neoliberales”.

“Hay que darle continuidad a la ley que estableció el pago de los sectores más ricos, además del establecimiento de mecanismos para que los que tienen depósitos en guaridas fiscales y se han llevado las riquezas del país al exterior también paguen. En eso hay que garantizar que los bancos y la AFIP habiliten mecanismos para que se pueda seguir la ruta de esa fuga de recursos y se le pueda imponer algún impuesto concreto. Son dos o tres de los mecanismos que es necesario arbitrar, seguramente habrá más”, le dijo el sindicalista a Tiempo.

“Es mentira que no hay alternativas, hay otras y si no las hay, se construyen. Nunca la alternativa puede ser la resignación, la pérdida de soberanía y condenar a nuestro pueblo al hambre y la pobreza. No vamos a permitir que medidas de ajuste recaigan sobre nuestro pueblo, estamos dispuestos defender los derechos de la clase trabajadora en todos los ámbitos, incluyendo las calles”, agregó Godoy.

El objetivo de recuperar la plata fugada está en sintonía con el proyecto de ley presentado por el Frente de Todos en el Senado para la creación del «Fondo Nacional para la cancelación de la deuda con el FMI» para quienes tienen bienes no declarados fuera del país. El secretario general de la Federación Gráfica Bonaerense, Héctor Amichetti, sostuvo que “hay que buscar mecanismos que impidan que la deuda la pague el pueblo”.

“Veníamos planteando como una necesidad imperiosa atacar estos mecanismos de la fuga de capitales. Entendemos que este proyecto es clave, porque rescate una cuestión ética: aquel que genera la riqueza en el país, lo mínimo que tiene que hacer es pagar donde corresponde como impuesto. No solo acompañamos el proyecto sino que estamos absolutamente dispuestos a movilizarnos para que se profundice y se avance. Sabemos que va a haber un montón de obstáculos en el medio que tienen que ver con todos los mecanismos que se han creado desde el punto de vista contable y operaciones de banco. Sabemos que hay una trama que hay que atacar y tienen que actuar los mecanismos de control del Estado y el Banco Central pero entendemos que es absolutamente posible cuando hay una decisión patriótica”, dijo en diálogo con este diario.

Por su parte, el Secretario General de ATE Capital y adjunto de la CTA, Daniel Catalano, afirmó: “coincido con el proyecto, pero sin proyecto hay que ir a buscar la plata igual. Hay que hacer todo lo que esté a nuestro alcance para recuperar la plata del pueblo”.

Además, recalcó que el documento se trata de un gesto de unidad de los sindicatos y de apoyo al presidente Alberto Fernández para que “la plata aparezca”. “El espíritu es el de fortalecer una línea de unidad del movimiento obrero cuando la patria necesita de mucha responsabilidad política. El debate ya está saldado, hay que afrontar el pago de deuda que asumió el macrismo y lo que estamos generando son condiciones para que se pueda respaldar al gobierno. Para que busque la forma de ese pago de una manera que no vulnere la vida cotidiana de los laburantes. Entonces, esa plata hay que ir a buscarla a los grupos económicos, a los que tomaron la deuda.”, indicó Catalano.

“Los trabajadores organizados, hoy, como aquel 30 de marzo, con el respaldo y la firmeza que nuestra historia nos otorga, no vamos a renunciar a la lucha para exigir acciones concretas y urgentes que,  a la vez que garanticen la mejora real de las condiciones de vida de las grandes mayorías, impidan  el retorno al poder de quienes nos han hundido en las penurias del neoliberalismo cada vez que accedieron al gobierno. No aceptamos que no haya alternativa, y si no hay, se construye”, cierra el texto.