En una entrevista radial en la emisora cordobesa Cadena 3, Mauricio Macri dijo que no está “anotado” como candidato presidencial para las elecciones de 2023 y marcó el rumbo que debería tener un nuevo gobierno liderado por Juntos por el Cambio. “La gente nos va a dar una nueva oportunidad y tenemos que estar listos”, se entusiasmó el líder de la oposición y también se refirió al préstamo por 47 mil millones de dólares que firmó durante su mandato con el Fondo Monetario Internacional (FMI). 

Macri evaluó que el organismo «no es un grupo de gente mala» sino que «tratan de ayudar a otros que quieren salir adelante». Además, reafirmó la decisión de volver a endeudarse. «Nos dio una mano enorme prestándonos un crédito muy grande porque creían en lo que estábamos haciendo. Ese crédito que nos dieron reemplazó a las deudas que ya tenía Argentina, por lo tanto son todas mentiras que la plata se fugó», sostuvo. 

De cara a las elecciones presidenciales de 2023, Macri señaló: «No estoy anotado. Estoy muy cómodo haciendo mi aporte en la tarea de focalizar el para qué» llegar al gobierno. 

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Con respecto a una eventual nueva gestión, Macri consideró que se debe «emprender cambios muy duros, enfrentar a mucha gente que tiene poderes mafiosos, privilegios que no corresponden y para eso hace falta coraje».

Foto: Eduardo Sarapura

En cuanto a las primeras medidas que tomarían si JxC gana las elecciones del año próximo, enumeró que deberían orientarse a «lograr un equilibrio fiscal», «bajar impuestos», «recortar el gasto» y una «reforma laboral inteligente». Dijo, además, que estas medidas deberían aplicarse «sin gradualismos», aunque consideró que se trata de «medidas duras».

«Vamos a hacer un recorte mucho más profundo porque no podemos seguir teniendo déficit», dijo al ser preguntado si las reformas para bajar el déficit fiscal serían similares a las del Gobierno actual.

En este sentido, Macri planteó «el gradualismo fue consecuencia de una debilidad política» y se preguntó: «¿Hasta dónde se podía ir? Si con lo que hicimos, que fue poco, nos tiraron 14 toneladas de piedras».

«Vamos a tener el apoyo de la gente, la gente va a pedir un cambio y nosotros somos el cambio. La gente nos va a dar una nueva oportunidad y tenemos que estar listos», agregó. 

Para el expresidente, «hay una experiencia acumulada muy valiosa» y además -dijo- contarán con «mucho más apoyo para realizar los cambios que no pudimos».

«Vamos a tener mayoría en la Cámara de Diputados y en el Senado, va a ser otro ambiente. Esta es una oportunidad distinta», vaticinó.