El ex presidente Mauricio Macri protagonizó una escena para despejar las dudas sobre continuidad en la política desde que abandonó el poder el 10 de diciembre. Este miércoles se mostró en sus nuevas oficinas, ubicadas en Avenida Libertador al 2700, a pocas cuadras de la Quinta de Olivos, en el partido bonaerense de Vicente López, con el jefe de gobierno porteño Horacio Rodríguz Larreta, la ex gobernadora María Eugenia Vidal, el presidente saliente del partido PRO y senador nacional, Humberto Schiavoni y su sucesora designada, la ex ministra de Seguridad, Patricia Bulrich. También participaron el presidente del bloque del PRO en la Cámara de Diputados, Cristian Ritondo y el ex senador y candidato a vicepresidente, Miguel Pichetto.

El encuentro buscó posicionar a Bullrich como la próxima presidenta del PRO con el apoyo e impulso de Macri, luego de un acuerdo con Larreta para controlar el partido y a pesar de las críticas de Vidal a la nominación de la ex ministra como jefa del partido amarillo después de la derrota en las presidenciales de octubre pasado.

En marzo el PRO oficializará su nueva conducción nacional en los primeros meses de regreso a la oposición, luego de perder el control de la provincia de Buenos Aires y tras prolongar hasta 2023 la jefatura de la Ciudad de Buenos Aires, en manos de Larreta que apunta a transformarse en el próximo candidato presidencial de Cambiemos dentro de cuatro años.

Fuentes del PRO explicaron que el encuentro fue para analizar los pasos a seguir en el partido y también para analizar la coyuntura nacional.

A la salida de la reunión, Bullrich y Pichetto hablaron con la prensa. La ex ministra dijo que hablaron de “la necesidad de cuidar fuertemente la República y la Justicia” y sostuvo que “algunas de las medidas que se han tomado lesionan la independencia de la Justicia”.

También opinó que “intentar auditar el sistema de protección de testigos protegidos por los acuerdos que hizo la Justicia es una barrabasada, un intento más por eludir la Justicia”. Pichetto dijo que vio “muy bien” a Macri “con un gran interés sobre los temas del país, con una visión de prudencia y responsabilidad y siguiendo atentamente todos los acontecimientos”.