El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, dijo hoy que un helicóptero de la policía científica atacó la sede del Tribunal Supremo de Justicia en Caracas con una granada que no explotó, en un hecho que calificó como “golpista y terrorista” y que, según dijo, no provocó víctimas.

En un acto en el palacio presidencial de Miraflores, el mandatario socialista, quien enfrenta protestas de opositores y algunos pronunciamientos de disidentes, dijo que las fuerzas especiales de Venezuela están tras la captura del grupo.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Condeno este ataque terrorista y golpista”, dijo Maduro en declaraciones transmitidas en cadena de radio y televisión. “Dispararon desde el helicóptero y sobre el Ministerio del Interior. Es el tipo de acciones que he venido denunciando”, dijo el mandatario. El ministro de Comunicación e Información de Venezuela, Ernesto Villegas, dijo que un piloto secuestró un helicóptero de la policía judicial y se “alzó en armas” contra la república.

Maduro indicó que el helicóptero “lanzó dos granadas y una no explotó” y exigió a la oposición que condene el ataque “eminentemente golpista”.  El mandatario, además, vinculó al piloto con el ex ministro del Interior Miguel Rodríguez Torres, a quien acusó conspiración.