En medio de la marcha que encabezó desde la ex ESMA hacia la Plaza de Mayo, el diputado nacional del Frente de Todos, Máximo Kirchner, destacó la masividad de la convocatoria, recordó al ex presidente Néstor Kirchner y su postura frente al Fondo Monetario Internacional (FMI) y aseguró que «la autocompasión es el peor de los caminos».

«La movilización de este 24 superó lo que esperábamos, hacer caminar a los compañeros 13 kilómetros con esas ganas marca el nivel de decisión que tenemos para transformar la patria», remarcó el legislador en una entrevista con militantes de la agrupación sobre la columna que encabeza La Cámpora y que partió temprano desde la exEsma.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El dirigente, que habló por primera vez tras su renuncia a la presidencia del bloque del Frente de Todos en Diputados, reivindicó la figura de su padre, el ex presidente Néstor Kirchner al señalar que él «sembró y nosotros cumplimos».

El diputado del FdT también habló sobre el complejo momento que atraviesa el país y dijo estar «emocionado» por la fuerza y las convicciones de la militancia. «Me emociona un convencimiento de un país mejor. Cuando dicen que hay que bajar los brazos porque todo es una mierda, tenemos que salir adelante y superarnos, la autocompasión es el peor de los caminos, queremos transformar la realidad, para eso nos preparamos», dijo.

Kirchner también habló sobre el acompañamiento de los jóvenes de La Cámpora y aprovechó para mandar un mensaje al gobierno que encabeza Alberto Fernández. «Tenemos que entender que cuando la gente está presente en un Gobierno, cuando es parte, cuando lo banca, lo malo es menos malo y lo bueno es más bueno. Es con la gente adentro, siempre», remarcó parafraseando a su padre.

En este sentido, también recordó todas las peleas que dio el kirchnerismo incluso antes del gobierno de Mauricio Macri. «Cuando le decíamos a la sociedad que había que bancársela con los fondos buitre era porque no quería que pasara lo que vivimos hoy. Nosotros no manejamos los canales de televisión, lo habrán visto estos 50 días, al criticar nuestra postura frente al FMI. Uno elige: los estudios de televisión o la calle y la gente, y esto está claro», cerró.

En el final, Máximo también le pidió a los porteños «no perder la sensibilidad» voten como voten. «Esto es llevar el 24 de marzo a todas las calles de la Ciudad de Buenos Aires, que aparte vemos que a veces es una ciudad que tiene tendencia a votar a aquellos que quieren ocultar lo que hizo la dictadura, o que te discuten el número de compañeros detenidos desaparecidos y que directamente reivindican el accionar de la dictadura», definió. Y amplió: «Quiero que la Ciudad de Buenos Aires, vote como vote, no pierda la sensibilidad, después lo que quieras, pero hay cosas que no se pueden negar».