El gobierno de María Eugenia Vidal convocó hoy a los gremios docentes para retomar la negociación salarial el próximo lunes a las 17. La negociación estaba frenada desde el 2 de mayo cuando les ofrecieron un 20% de aumento en dos cuotas y un plus de 1500 pesos por cargo por lo perdido en 2016.

La convocatoria llega en momentos en que los gremios definen si vuelven o no a las medidas de fuerza -el último paro fue el 11 de abril- frente a la falta de avances en las negociaciones informales con el gobierno más los descuentos que llegaron con los sueldos de mayo. De hecho, el Frente de Unidad Docente tiene previsto reunirse mañana, en La Plata, para definir cómo sigue el plan de lucha. Suteba votó en plenario la realización de un paro por 24 horas a la brevedad y lleva ese mandato a la reunión.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Los maestros bonaerenses se encontraron hoy con descuentos de entre 2 mil y 16 mil pesos por cinco días de paro de marzo y reajustes del impuesto a las Ganancias que fueron aplicados en forma conjunta sobre los haberes de mayo. La medida fue denunciada y repudiada por los gremios.

Desde SUTEBA rechazaron los recortes por considerarlos “ilegales” y también criticaron la aplicación de reducciones salariales por “el reajuste de la cuarta categoría que está llevando adelante el Gobierno de manera indiscriminada”.

La secretaria adjunta, Silvia Almazán, señaló en diálogo con Tiempo que los descuentos “fueron realizados sin respetar el carácter alimentario del salario” y contó que la Dirección General de Cultura y Educación descontó, en promedio, cinco días de las huelgas realizadas en marzo. Esto significó, por ejemplo, para un maestro de grado una quita de 3800 pesos sobre un salario total de 10.700 pesos. “A esto se sumaron los reajustes de AFIP que en algunos casos significaron casi el embargo total del salario”, dijo y contó que hay casos de docentes que cobraron 1700 pesos y sumas más irrisorias aún como 250 pesos.