El jefe de Gabinete Marcos Peña defendió el rumbo económico y político hoy en el Senado. Con pocos presentes en la sala, recibió preguntas y cuestionamientos de los senadores del PJ en relación a los números de pobreza, desempleo, apertura de importaciones, tarifas, endeudamiento y Malvinas. Para el funcionario, en el transcurso de este segundo semestre se salió “de la agenda de la crisis y recesión luego de la transición política y económica”.

“A veces es dura la verdad y más dura es cuando no la tenemos sobre la mesa, el camino es el de la pobreza cero camino, si el presidente no logra bajar esas cifras habrá fracasado”, declaró Peña luego de que se le preguntara por el índice de 32% que dio a conocer hoy el Indec, el primer informe en esta administración macrista.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Al igual que en su visita a Diputados, Peña llevó a un ejército de asesores, que fueron ubicados en el salón Illia, para que le elaboren las respuestas en el momento.

Con respecto a los salarios, Peña sostuvo que este mes recuperaron un punto “debido a la baja en la inflación, la modificación de ganancias, el aumento de las asignaciones familiares y la devolución del IVA”. “La tendencia está empezando a cambiar en la actividad económica, se notó en agosto y septiembre y se espera un crecimiento del 3,5% para el año próximo”, contó entusiasmado durante la presentación del informe, antes de las preguntas. “La combinación de la Argentina en crecimiento con una inflación más baja ayudará a mejorar el empleo”, recalcó y mencionó al aumento de la obra pública como otro factor de empleo.

El jefe de Gabinete anunció “un plan productivo que saldrá del diálogo “intersectorial para discutir agenda de trabajo, entre sindicalistas, empresarios y el Estado”, pero que también discutirán con representantes de las provincias. “Hay un cuello de botella que se genera entre la necesidad de inversiones y las limitaciones presupuestarias para lograr la baja en el déficit fiscal que planteó el presidente”

Con respecto al tarifazo, Peña pareció ensayar una autocrítica. “Lo que ocurrió con las tarifas nos permitió tener un aprendizaje, visto desde e mis perspectiva se podría haber hecho distinto, pero las instituciones funcionaron, tal como lo pidió la Corte Suprema”. 


Asimismo, pidió que la reforma política avance este año ya que argumentó que “el año que viene va a ser complicada o imposible su implementación”.
A su turno, el senador del PJ Juan Manuel Abal Medina destacó que “por cada pérdida de trabajo formal se pierden tres en la economía informal” y reclamó la sanción de la emergencia social.

En respuesta, Peña sostuvo que la caída del empleo se debe a la recesión y que esa variable cambiará cuando “mejore la actividad, en particular con la obra pública y la recuperacion de Brasil”.

Abal Medina no desaprovechó la oportunidad y le recriminó por la actuación del presidente Mauricio Macri en la ONU por la cuestión Malvinas. Pidió explicaciones sobre el supuesto acuerdo o agenda y reclamó que se ratifique la soberanía sobre las islas. “Hay que ser muy cuidadosos, no vaya a ser que en nombre de la buena vecindad se dificulte nuestro reclamo al respeto por la soberanía”.

Peña salió una vez más a parafrasear y cuidar el mensaje presidencial. “Más allá de los ruidos, se continua una estrategia”, sostuvo. “No vamos a comunicar una postura del Reino Unido a partir de una conversación informal entre dos jefes de Estado y su posterior relato a la prensa. Se puede entender en la vorágine del día a día. Estamos convencidos de la necesidad de dialogar por la soberanía hacia una construcción de una solución definitiva y este tema tiene que estar siempre sobre la mesa”.

Por su parte, el senador santafesino Omar Perotti le reclamó por “el cambio en las políticas de sustitución de importaciones”. “Se achicó el consuno y se abrió la importación, hay empresarios que tomaron la decisión de invertir, generar trabajo en el interior y agregar valor con producción y trabajo”. En respuesta, Peña le endilgó que “el 88% de las importaciones son insumos para las industrias”.

En tanto, María Graciela de la Rosa expresó su preocupación por el endeudamiento. “No hay información certera, no sabemos cuánto es hoy la deuda externa. El gobierno hizo un pedido de autorización al Congreso para habilitar un endeudamiento en el proyecto del presupuesto en su artículo 34, de 1.2 billones para el año que viene, asusta”, dijo y recordó que el secretario del tesoro de Estados Unidos Jack Lew, que visitó el país esta semana, expresó su preocupación por endeudamiento del país y por el pago del déficit fiscal.