Luego de 107 días de una intervención ordenada por la Justicia, los trabajadores de prensa de todo el país recuperaron su sindicato, la Federación Argentina de Trabajadores de Prensa (Fatpren). En un congreso ordinario convocado por el delegado normalizador designado por el Ministerio de Trabajo por 180 días, se eligió el viernes pasado a la nueva conducción que, en los hechos, es una ratificación de la anterior y cuya asunción fue la excusa de la intervención judicial en marzo pasado.

En diálogo con Tiempo, Carla Gaudensi, la ratificada secretaria general de la federación, destacó el logro alcanzado y remarcó también que «la intervención de la Justicia fue en contra de los trabajadores y las trabajadoras de prensa». Un ejemplo de ello fue que el interventor proscribió la participación de una cantidad de sindicatos de base en el congreso normalizador, escudándose en una supuesta falta de certificaciones oficiales. «Esos sindicatos siempre participaron de la vida gremial y política de la organización», afirmó Gaudensi.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

De cara al futuro, la dirigenta señaló que uno de los desafíos centrales es la recuperación del salario. «Estamos ante una emergencia nacional en prensa; nuestros salarios están por debajo de la canasta básica; tenemos que defender las condiciones de trabajo», enumeró. Gaudensi tam bién planteó la democratización y federalización de la pauta oficial, la regulación de las grandes plataformas y la generación de herramientas con otras organizaciones sindicales y del movimiento obrero para defender la tarea periodística. «