Tras una semana de movimientos anticipatorios, este viernes entró en la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires un proyecto para modificar la ley orgánica de los municipios respecto a las reelecciones de intendentes.

Walter Abarca, diputado del Frente de Todos, propuso modificar el artículo 3 del decreto-ley 6769/1958, que desde 2016 establece una sola reelección en el cargo de intendente. Aquella modificación había sido promovida por la entonces gobernadora María Eugenia Vidal.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En los fundamentos del proyecto, el diputado consignó que la limitación de las reelecciones es «un retroceso a la autonomía de los municipios» y que se trata de una cuestión que “debe surgir de la voluntad del pueblo expresada en las prácticas democráticas».

La fórmula de ese artículo 3 afirma que “el intendente y los concejales serán elegidos directamente por el pueblo, durarán en sus funciones el término de cuatro (4) años y podrán ser reelectos por un nuevo período”. Con la modificación, pasaría a solo definir que «el intendente será elegido directamente por el pueblo y durará cuatro años en sus funciones para ser reelecto».

Es llamativo que el proyecto de reforma presentado por el Frente de Todos no contempla el cargo de concejal, también limitado en cantidad de reelecciones desde hace 5 años.

Las reelecciones en los municipios bonaerenses fue un tema en ascenso a partir de las PASO nacionales de septiembre. La reglamentación de aquella modificación en 2016 especifica que si el reelegido no completa la primera mitad de su segundo mandato, tendrá derecho a presentarse en la próxima elección.

Esto explica los movimientos recientes de Jorge Macri (Vicente López) que desde esta semana integra el gabinete de Horacio Rodríguez Larreta en la Ciudad de Buenos Aires; o de Ariel Sujarchuk (Escobar), que en los últimos días fue designado por Alberto Fernández como titular del Ente Regulador de la Hidrovía del río Paraná.

Aunque con rasgos propios de la interna del Frente de Todos, también se inscriben en esta táctica el paso de Martín Insaurralde de Lomas de Zamora a la jefatura de gabinete de Axel Kicillof (en reemplazo de Carlos Bianco) y la de Juanchi Zabaleta, que migró de Hurlingham al ministerio de Desarrollo.

Por último, este proyecto de ley de modificación de la ley orgánica de municipios permite una lectura acerca del rol de los intendentes en la remontada de la elección legislativa del 14 de noviembre. Los jefes comunales pertenecientes al Frente de Todos se autoperciben protagonistas del crecimiento de porcentaje que dejó a Victoria Tolosa Paz muy cerca de igualar a Diego Santilli y reclaman desde entonces una apertura de Kicillof y Alberto Fernández a sus agendas, que incluía las reelecciones.

Desde la actual oposición bonaerense, la mudanza de Jorge Macri a la Ciudad muestra que la regla tal cual hoy está expresada también complica el futuro de los intendentes de Juntos por Cambio. Ahora, todo se resolverá en La Plata.