El gobierno bonaerense superó ayer el primer millón de vacunas aplicadas, mientras observa con preocupación la suba de contagios en el Conurbano e intenta frenar la llegada de la segunda ola que ya transitan países vecinos lo más posible.

Aunque todavía “no es grave”, el crecimiento de casos “sí es un alerta”. Así lo explicaron hoy el ministro de Salud bonaerense, Daniel Gollan, al brindar el reporte epidemiológico junto al jefe de Gabinete, Carlos Bianco, y confirmar que los contagios subieron -aunque de manera leve- por tercera semana consecutiva.

Según el registro del Ministerio de Salud, la última semana se produjeron 2763 casos diarios en toda la provincia, 175 contagios más que la anterior, cuando esa cifra había sido de 2594 positivos. En el AMBA hubo 2193 contagios diarios contra los 1948 de la anterior, mientras que en el interior los contagios bajaron: hubo 618 casos promedio diario versus los 637 de los primeros siete días de marzo.

Gollan precisó que por ahora el nivel de ocupación de camas de cuidados intensivos se mantiene estable. En el Área Metropolitana de Buenos Aires es del 57,14% -581 casos son por Covid-19- y en el interior es del 39% -con 170 camas ocupadas por coronavirus-. No obstante, el ministro recordó que “el aumento de casos repercute hasta dos y tres semanas después en el sistema sanitario”.

El funcionario también mostró preocupación por las nuevas cepas que aparecen en países de la región, como el caso de la “Manaos” en Brasil. En este sentido, Gollan señaló que el gobierno trabaja fuerte para ver cómo se restringe al máximo la posibilidad de que esa cepa ingrese al territorio bonaerense”, pero advirtió que “si no cuidamos mucho todo lo que logramos y aparece una variante mucho más contagiosa, lo podemos llegar a perder. Trabajemos para que eso no suceda, mantengamos los cuidados, no nos podemos relajar”.

El jefe de Gabinete, Carlos Bianco, por su parte dijo que les preocupa la suba de contagios que se registra en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires ya que el virus se comporta como “una mancha de aceite” que se va a extendiendo luego a los cordones del Conurbano y después al interior, como ocurrió durante la primera ola de 2020.

“Cuando nos remitimos a lo que sucedió durante el año pasado, observábamos que el contagio se concentra en un punto y luego se va expandiendo como una mancha de aceite. La experiencia nos muestra que una vez que aumentan los contagios en la Ciudad de Buenos Aires, después se produce un impacto en los distritos del primer cordón, luego del segundo cordón y del tercer cordón y después en todo el territorio”, explicó Bianco.

Vacunación

Mientras monitorea la evolución de los casos, el gobierno busca imprimirle más ritmo a la campaña “Buenos Aires Vacunate” que ayer superó el millón de vacunas aplicadas. Según precisó Gollan, ya se aplicaron 1.019.566 de dosis: 830.704 corresponden al primer componente y 188.862 al segundo.

Actualmente se está inmunizando a mayores de 60 años, personas con factores de riesgo de entre 18 y 59 años, trabajadores de la salud, geriátricos y mayores de 60 años, docentes y auxiliares y personal de seguridad. El viernes se registró el +ultimo récord de la campaña con 58.866 dosis.

En la web Vacunate ya se anotaron más de 4,5 millones de bonaerenses. Según precisó el Ministerio de Salud, 273.812 son trabajadores de la salud, 379.761 docentes y auxiliares, 1.883.859 mayores de 60, 65.166 personal de seguridad.

“Todo el plan está sujeto a la recepción de vacunas que estamos recibiendo. A nivel internacional la situación es compleja, de tirantez”, indicó Gollan y apuntó que “el Gobierno nacional está haciendo esfuerzos para conseguir más vacunas y la provincia vacuna al ritmo de entrega”.

El objetivo del gobierno es vacunar a más bonaerenses con factores de riesgo para estar en mejores condiciones para cuando llegue la segunda ola, con la llegada del invierno. “Si logramos ir vacunando a gran cantidad de gente con factores de riesgo, en dos o tres meses estaremos en una situación diferente. El propósito es que no haya casos graves y muertes”, finalizó Gollan.