En la antesala al quinto aniversario del movimiento “Ni una menos” en todo el país, la Comisión de Mujeres y Diversidad que preside la diputada del Frente de Todos Mónica Macha recibió a referentes feministas para analizar la situación de atención de salud que reciben las mujeres en las distintas provincias. Se puso un foco especial en el NOA y NEA en el marco de la pandemia por el Covid 19.

Como un anticipo de lo que se reclamará mañana por redes sociales, las expositoras coincidieron en que el sistema de salud pública se ha complejizado por la pandemia en la atención al coronavirus y pidieron que los gobiernos locales también garanticen, de la misma manera y con mejor calidad, la atención de los derechos sexuales y reproductivos.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

A través de videoconferencia participaron de la reunión informativa Ana Morillo y Julia Martino. Ambas son integrantes de La Campaña por el Aborto Legal, Seguro y Gratuito. También estuvo la ginecóloga infanto-juvenil Sandra Vázquez, la periodista Marta Dillon y Patricia Rosemberg, ex directora de la Maternidad Estela De Carlotto.

Morillo señaló que “en algunas provincias se está utilizando como excusas a la pandemia para obstaculizar derechos. Necesitamos posicionamientos más firmes de los gobiernos locales. Les pedimos a las diputadas de todas las provincias ocuparse del acceso a la salud en relación a la Interrupción Legal del Embarazo (ILE)”. La referente de La Campaña sostuvo que “más allá del camino que hemos hecho para que el aborto sea legal tenemos una urgencia. Requerimos que el servicio de salud y quienes están a cargo de los programas provincial puedan generar los dispositivos para que las mujeres y las personas gestantes accedan con celeridad a las atenciones que requieren”.

A su turno, Martino aseguró que “a pesar de la pandemia, que se lleva todas las noticias y la atención de la salud, las mujeres siguen teniendo embarazos no deseados y abortando. No es que quedó varado”. “Los derechos no están en cuarentena», remarcó y precisó que aumentaron los llamados al 0800 de salud reproductiva por la ILE. “Está mostrando la necesidad de que estos servicios se sigan prestando”. Martino  sostuvo que según estadísticas del Ministerio de Salud de la Nación “cada día seis niñas menores de 15 años son madres” y por esa razón remarcó la necesidad de que “la ESI (Educación Sexual Integral) se siga impartiendo más allá de las complejidades de la virtualidad porque es una de las políticas de largo alcance en la prevención”.“Con esto de la pandemia se nos pierde la importancia que tiene legalizar el aborto-agregó-. Pensemos que por año hay cerca de 50 mil internaciones en los hospitales públicos por abortos inseguros. Es un número enorme y esas camas ahora adquieren otro valor debido al coronavirus, pasan a segundo plano las secuelas que dejan esas internaciones en las mujeres”.

Finalmente, la periodista Marta Dillon habló sobre a la marcha “Ni Una Menos” y recordó: “Esa primera vez la presencia de los cuerpos en la calle hablaba de un hartazgo social sobre la violencia de género y patriarcal”. La integrante de Ni una menos opinó que “la violencia machista es un entramado cultural, político y económico, que expone a unas más que a otras y que tiene secuelas que hacen a la salud, por lo que esta atención tendría que estar entre las prioridades”. Dillon remató: “Esto está íntimamente ligado con la demanda del aborto legal, fundamental para la autonomía de las mujeres y personas gestantes”.