Cristina Fernández de Kirchner recibió este miércoles en su despacho del Senado a la tríada de dirigentes que, junto con ella, puntearon el presupuesto que regirá la administración pública para 2023: el diputado Máximo Kirchner, el ministro de Economía Sergio Massa y el gobernador bonaerense Axel Kicillof. Por lo pronto y tras su reaparición de este jueves, la vicepresidenta volverá a hablar el viernes 23 en el marco del juicio de vialidad.

Si bien, tal como es habitual en el kirchnerismo, ninguno de sus integrantes dejó trascender nada al respecto, Tiempo pudo saber que se debatió sobre los ingresos de los trabajadores y trabajadoras -una demanda que repite la vicepresidenta en cada alusión pública- y sobre la continuidad de las obras públicas, uno de los pocos dinamizadores de la economía que se avecina recesiva. En particular, el gobernador bonaerense volvió a pedir financiamiento para el dragado del canal Magdalena, que podrá unirse con la vía navegable del río Paraná, denominada por las empresas privadas como “Hidrovía”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El abogado que representa a la vicepresidenta en la causa que investiga el intento de magnicidio, Juan Manuel Ubeira, confirmó en radio Futurock que la vicepresidenta está activa y en funciones porque no quiere “que se frente la gestión” tras la conmoción política que se desató el jueves 1 de septiembre.

El próximo viernes la vicepresidenta hablará en el marco de la causa Vialidad tras el pedido de los fiscales Diego Luciani y Sergio Mola de 12 años de prisión y el pedido de inhabilitación de cargos públicos. En ese contexto, la expresidenta denunció que jueces y fiscales que participan en el caso tienen vínculos con el exmandatario Mauricio Macri y mostró fotos de los señalados jugando al fútbol con el exjefe de Estado y pidió sus respectivas recusaciones.

Sin embargo, su planteo fue rechazado por la Justicia Federal. Cristina pidió volver a hablar en el juicio, pero se lo negaron, por lo que hizo una alocución pública transmitida desde el Senado a través de sus redes. Fue entonces cuando desmintió sus acusaciones y mostró mensajes de empresarios de la construcción con funcionarios públicos, entre ellos, José López y Nicolás Caputo, amigo y socio de Macri.

Tiempo pudo saber que la vicepresidenta está decidida a aprovechar la instancia judicial de defensa y hablará. Fuentes cercanas se animan a adelantar que su defensa será del mismo tono que la que el poder judicial decidió excluir, pero ahora, atravesada por las consecuencias del shock político y personal de intento de magnicidio.