El juez federal Daniel Rafecas se bajó virtualmente de su candidatura a procuradora general de la Nación, al señalar que el proyecto de reforma a la ley del Ministerio Público Fiscal que avanza en el Congreso constituye “un límite ético insuperable” para su postulación.

Rafecas se pronunció en esos términos en la red social Instagram, en la que tácitamente reprobó la iniciativa de modificar la mayoría necesaria para la designación del nuevo procurador, de dos tercios en la actualidad a mayoría simple con la modificación legal.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“El 17 de diciembre de 2019 fui propuesto por el presidente Alberto Fernández para cubrir el cargo vacante de Procurador General de la Nación”, recordó Rafecas, arrobándolo al jefe del Estado.

En ese contexto, rememoró que “a comienzos de marzo de 2020, con 650 apoyos”, su pliego llegó a la Comisión de Acuerdos del Senado, pero desde entonces prácticamente no existieron progresos.

“En este año y dos meses transcurridos, ha avanzado un proyecto de ley, tendiente a reformar el Ministerio Público Fiscal. Como no fui llamado a dar mi parecer sobre su contenido, ni por quienes lo impulsaron en el Senado, ni en las audiencias en Diputados, así como tampoco por el Ministro de Justicia, quiero dejar asentada públicamente mi postura”, anunció.

En ese contexto, anticipó las razones de su virtual desistimiento de la candidatura: “más allá de que el cargo sea vitalicio o temporario, es indispensable que el Procurador General de la Nación tenga el consenso político suficiente para ejercer un cargo de tanta relevancia institucional, para lidiar con la Corte Suprema y para encarar reformas estructurales a nivel federal”.

Rafecas está convencido de que hubiera obtenido la mayoría calificada en el Senado para acceder al cargo. De hecho, expresó que “ese consenso recién se pone en juego en la audiencia pública, a la que todos los candidatos anteriores accedieron (con distinta suerte), y que no se cumplió en mi caso”.

“De haberse concretado esa audiencia en el Senado –subrayó-, estoy seguro que ese consenso hubiese sido alcanzado”.

Rafecas ya había adelantado que si se modificaba la ley para alterar las mayorías necesarias para la designación del nuevo jefe de los fiscales se retiraría de la carrera. Hoy, lo ratificó. 

“Reafirmo lo que ya sostuve públicamente: si a mitad del proceso para mi designación, se reduce por ley la mayoría necesaria en el Senado para nombrar al Procurador, eso será para mí un límite ético insuperable, que me hará imposible seguir adelante con la postulación”, señaló. 

“Respeto otras posturas, pero esta es mi convicción, ética y jurídica”, cerró el posteo.