Soberanas, soberanos no viene a romper nada, viene a ayudar a sanar la Patria con el gobierno de Alberto Fernández, con el liderazgo de Cristina Fernández de Kirchner, con la tradición del peronismo, para tener una patria libre, justa y soberana. Queremos desde aquí, con las tradiciones, las identidades, tener un punto de intersección que no pare de sumar, para que después de este momento en el que ha habido elecciones de medio término, sea realmente un hecho natural que ganemos muy bien las elecciones próximas presidenciales”. Con este discurso del ex vicepresidente Amado Boudou se presentó en sociedad “Soberanxs”, un espacio que se define como “un punto de encuentro político, un espacio de reflexión y debate, un bloque cultural para dar la batalla de las ideas”.

El escenario fue el Centro Cultural Mugica, donde confluyeron dirigentes políticos, sociales, sindicales e intelectuales del arco progresista y latinoamericanista, bajo la coordinación de Boudou, Alicia Castro y Gabriel Mariotto

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Somos parte del núcleo duro y fecundo que transformó la Argentina y la Región; somos conscientes de que tenemos que asumir los nuevos desafíos y los problemas nuevos en toda su complejidad”, se autodefine la nueva agrupación que se sigue identificando con el Frente de Todos, pero desde una línea crítica.

Durante la jornada hubo reuniones de comisión que confluyeron en un manifiesto que partió de un diagnóstico: “La pandemia ha dejado claro que el capitalismo no es compatible con la supervivencia humana”. A partir de allí, Soberanxs advierte que es hora de establecer nuevas prioridades, que sintetiza en el no aceptar los condicionamientos del Fondo Monetario, impulsar un salario básico universal, una reforma impositiva y una reforma constitucional: “La prioridad del pueblo argentino no es pagar los intereses de usura del Fondo Monetario Internacional ni tolerar sus condicionamientos; es que los argentinos coman tres veces por día, las niñas y los niños tengan zapatos, que no haya ciudadanxs durmiendo en la calle y los mayores puedan comprar sus remedios”, expresa el manifiesto.

“Estamos ante una confluencia de crisis de extraordinaria gravedad: crisis sanitaria, económica, desmoronamiento de las democracias, tragedia medioambiental”, continúa, y agrega: “Es momento de grandes gestos de justicia social y grandes gestos de justicia fiscal; hora de construir consensos para establecer medidas como el Salario Básico Universal y un nuevo régimen impositivo donde paguen más los que más tienen”.

La agrupación desliza críticas a situación que atraviesa la Argentina: “Vemos más aislamiento, desconexión y un crecimiento obsceno de la concentración de la riqueza en nuestro país y en nuestra Región, mientras millones de personas caen en el desamparo. El actual orden socioeconómico impuesto es el resultado de decisiones humanas en instituciones humanas; las decisiones pueden modificarse, las instituciones pueden modificarse, y, en caso necesario desmantelarse y sustituirse. Creemos, por eso, que tenemos que darnos nuevas normas en una nueva Constitución”.

Una radiografía de la composición de Soberanxs y su agenda quedó reflejada en el armado de las comisiones: Soberanía Económica, Finanzas, Deuda y Fuga, Alimentos, Democratización de la tierra y modelo agropecuario, Trabajo para todxs, Transición ecológica y justicia ambiental, Seguridad y derechos humanos, Geopolítica y relaciones exteriores, Cuestión Malvinas, Ciencia, tecnología y universidad, Soberanía comunicacional y Mujeres, géneros y diversidades.

Participan del espacio José Sbatella, Liliana Mazure, Pedro Peretti, Mempo Giardinelli, Fernanda Vallejos, Alejandro Mosquera, Cecilia Roth, Nahuel Levaggi, Cristina Banegas, Jorge Elbaum, Daniel Catalano, Juan Pablo Olsson, Mariano Pinedo, Gabriela Piovano y Araceli Bellota, entre otros. «

Encuentro de DD HH

Juristas, académicos, dirigentes de organismos, militantes y familiares de víctimas de la violencia institucional participaron del 5to Encuentro Federal de Derechos Humanos en la exEsma. Los debates estuvieron atravesados por las repercusiones del asesinato de Lucas González, el adolescente de 17 años baleado por efectivos de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires.

“Estamos en un momento muy triste por lo que sucedió con Lucas. En las últimas elecciones, aparecieron voces de odio y negacionismo con algunos candidatos que fomentaron la mano dura. No podemos permitir que las personas que no reconozcan que en este país hubo delitos de lesa humanidad puedan asumir en el Congreso. Vamos a buscar todas las herramientas legales para que no puedan asumir”, señaló el secretario de Derechos Humanos, Horacio Pietragalla, en el acto de apertura de este Encuentro.