El rechazo a la decisión de Chile de actualizar su carta náutica e incluir una parte de la plataforma marítima al sur del Mar de Drake y el Cabo de Hornos llegó al Congreso de la Nación. Este miércoles, la Comisión de Relaciones Exteriores y Culto de la Cámara de Senadores se reunirá virtualmente para poner el tema en agenda. 

A cargo de la presidencia que dejó Jorge Taiana -el hoy ministro de Defensa-, Adolfo Rodríguez Saa invitó al ministro de Relaciones Exteriores, Felipe Solá, y al secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, Daniel Filmus. Ambos expondrán en el parlamento la postura de la Cancillería frente al decreto  que emitió el presidente chileno, Sebastián Piñera, en la cual extiende los límites marítimos hasta el sur del Mar de Drake y el Cabo de Hornos, que Argentina reclama como propios. 

La cita será a las 13. También se debatirán dos proyectos de senadores fueguinos María Eugenia Duré (FdT) y Pablo Blanco (JxC); y del propio Rodríguez Saa. Todos son de resolución en rechazo al comunicado oficial de Chile, pretendiendo apropiarse de una parte de la plataforma continental argentina y violando tratados internacionales vigentes. 

En Diputados, un puñado de legisladores de Juntos por el Cambio también expresó su repudio mediante una iniciativa que giró a la Comisión de Relaciones Exteriores que preside el oficialista Eduardo Valdez.  

El texto, firmado por Alberto Asseff, Alfredo Schiavoni, Gerardo Cipolini, Héctor Stefani, Pablo Torello, Jorge Enríquez, Francisco Sánchez y Victoria Morales Gorleri (todos del PRO) explica: “Esta medida pretende proyectar la plataforma continental al Este del meridiano 67º 16´ 0, lo cual claramente no condice con el Tratado de Paz y Amistad celebrado entre ambos países en 1984”, es decir, el acuerdo por el canal de Beagle. Además destacaron que “el límite exterior de la plataforma continental argentina en esta zona se refleja en la Ley Nacional 27.557”. 

Por su parte, la diputada del FDT, Rosana Bertone, manifestó: “No debemos aceptar” estos decretos. La exgobernadora de Tierra del Fuego señaló que es una “situación que le corresponderá resolverse a través de la defensa de los derechos argentinos, de acuerdo a la histórica hermandad de nuestros pueblos y al derecho internacional por sobre todas las cosas”. 

El Congreso aprobó en agosto del año pasado por unanimidad la ley de demarcación del límite exterior de la plataforma continental argentina. Eso fue resultado de la solicitud que realizó el gobierno nacional en el año 2009 a la ONU  sobre la extensión de la plataforma continental. El pedido fue aceptado en el año 2016 sin cuestionamiento de ningún país, incluyendo Chile.  

Qué dice el gobierno chileno 

Según explicó Piñera, que deja su mandato presidencial en marzo, a periódicos de su país, la intención es que en el mes de noviembre enviarán a la Comisión de Límites de Plataforma Continental de Naciones Unidas la plataforma continental al oeste de la península antártica. El conflicto se refiere a una medialuna de más de 5000 kilómetros en la que hay una plataforma continental y una superposición de intereses entre lo que declaran ambos países. 

Si bien pareciera haber un conflicto en puerta, rememorando tensiones entre los países que habían sido selladas con el acuerdo de paz de 1984, hubo gestos  de diálogo en ambos gobiernos para llegar a una solución.  El conflicto marítimo con Argentina se suma a otras disputas territoriales que Chile, como el conflicto con Bolivia por la salida al mar o la controversia por el límite marítimo con Perú.