Otra jornada de tensión y violencia se vive en el predio del INTI, con presencia de la policía de la ciudad y de la infantería. Las autoridades del instituto cerraron la puerta de ingreso y quedaron trabajadores del lado de adentro y afuera e impidieron el ingreso de diputados al lugar.

Es que durante el fin de semana los trabajadores del INTI que vienen resistiendo los 258 despidos desde enero, a los que se sumaron siete más la semana pasada, habían convocado a un acto masivo en las instalaciones. Este lunes habían llegado al lugar el diputado Roberto Salvarezza, para pedirle una reunión al presidente del instituto, e impulsor de los despidos, Javier Ibáñez.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

“Hicieron un cordón en la puerta para impedirnos el ingreso a algunos y salir a otros. Dentro del organismo hay dos carros de asalto con PFA”, relató a Tiempo Giselle Santana, secretaria gremial de ATE INTI.

Por lo pronto, la permanencia pacífica en el lugar continúa adentro y afuera del predio. “Estos nuevos despidos se inscriben en el proceso de reestructuración que venimos denunciando y que va a implicar más despidos y la privatización del organismo”, señalaron los trabajadores en un comunicado.