La gobernadora María Eugenia Vidal sumó hoy una nueva foto “conciliadora” en el marco de la tensión que existe con la Casa Rosada por el recorte de fondos que le tocará a la Provincia en el marco del Presupuesto 2019 que esta madrugada obtuvo media sanción en Diputados.La mandataria se mostró hoy al mediodía junto al ministro del Interior, Rogelio Frigerio, recorriendo obras de la empresa estatal AYSA, en Dock Sud. Frigerio fue el funcionario señalado por el ministro de Gobierno bonaerense, Joaquín De la Torre, como el responsable de “pactar con los gobernadores a espaldas de Vidal” la quita de presupuesto a la Provincia. 

Es la segunda foto en señal de distensión en las últimas 24 horas. Ayer ya había recibido la visita “sorpresa” del jefe de Gabinete, Marcos Peña, a la reunión de Gabinete en La Plata. Aunque en la Gobernación aseguraron que el encuentro estaba pautado hace tiempo y que Peña dio un informe económico y electoral de cara a 2019, lo cierto es que llegó para poner paños fríos a la relación caliente que mantienen por estos días el gobierno nacional y Vidal debido al impacto en las arcas bonaerenses que tendrá el traspaso de los subsidios al transporte.

...

El pico de tensión llegó con las declaraciones de De la Torre contra Frigerio. El ministro político de Vidal había dicho que era “un error político dejar a la provincia con menos dinero del que le corresponde”. Unas horas después salió a aclarar que sus dichos no eran contra Frigerio, quien “hace muy bien su trabajo”, sino contra el sistema de reparto de la coparticipación.

La pelea es, en concreto, por los 25 mil millones de pesos que le costará a la administración vidalista hacerse cargo del subsidio al transporte y a la tarifa social eléctrica a partir del año que viene, sin derivar ese costo a los usuarios. Esa medida podría disparar el boleto hasta un valor de 50 pesos, una medida demoledora para el bolsillo y poco popular en un año electoral.Por esto, el Ejecutivo quiere que la Nación compense en parte esa suma y le gire 19 mil millones de pesos el Fondo del Conurbano por la inflación. Esos 19 mil millones se sumarían a los 65 mil millones que le corresponden por el pacto fiscal firmado el año pasado. La Casa Rosada se niega a esa concesión, pero en La Plata especulan con un decreto presidencial hacia fin de año.El presupuesto nacional prevé un Fondo Compensador por el traspaso de los subsidios pero por sólo 5 mil millones para todas las provincias. Ayer, el ministro de Economía, Hernán Lacunza, dijo que “aún no está claro cómo se repartirá” ese fondo que, de por sí, es sumamente inferior a los costos a afrontar.Las definiciones en este punto son las que vienen demorando el envío del presupuesto provincial a la Legislatura, cuyo plazo original por ley venció el 31 de agosto.

Ahora desde el gobierno aseguran que en la primera semana de noviembre enviarán ese proyecto que ya se prevé, incluirá, un pedido de endeudamiento superior al de 2018 y también medidas de ajuste que, por ahora, se mantienen en estricta reserva.