Patricia Nasutti, la mamá de Úrsula Bahillo, se sumó cerca de las 18:30 a la multitudinaria movilización convocada por el colectivo #NiUnaMenos a las puertas de los Tribunales porteños, donde los manifestantes, incluidas distintas organizaciones sociales y agrupaciones políticas, se dieron cita para reclamar que la justicia y la policía deje de ser cómplice de los femicidios.

La marcha había sido pautada para las 17, en memoria de la joven de 18 años asesinada a puñaladas en la ciudad bonaerense de Rojas por su exnovio, Matías Ezequiel Martínez, un policía de la provincia de Buenos Aires que fue detenido después del femicidio. El imputado ya había sido denunciado en 18 oportunidades por la víctima y la última vez, sólo tres días antes del crimen.

Poco antes de las 16, Patricia Nasutti y su marido, Adolfo Bahillo, se reunieron en Casa Rosada con el presidente Alberto Fernández y las ministras de Justicia y Derechos Humanos, Marcela Losardo; de Seguridad, Sabrina Frederic; y de Mujeres, Elizabeth Gómez Alcorta.

“Estuvimos dos horas reunidos con él y fuimos muy bien escuchados. Hicimos el pedido como mamá y papa que necesitamos ser escuchados para que la justicia cambie y el presidente nos ha prometido varias cosas”, dijo la mamá de Úrsula, quien adelantó que “dentro de dos semanas el presidente va a estar en mi humilde casa de Rojas”.

Respecto a la actitud que mantuvo Fernández, Patricia precisó: “Me escuchó como mamá, me voy totalmente contenta a pesar de la tristeza que tengo en el alma”. “Nos quebramos todos”, agregó la mujer en referencia al momento en que los funcionarios supieron de su propia boca el detalle de cómo Martínez mató a Úrsula. De todas maneras, la mamá de la joven expresó: “Espero que el asesino tenga larga vida, que lo cuiden, lo protejan, hay un dios que lo juzgará”.

...
(Foto: Ferrari Raúl/Télam)


Réplicas de la marcha en todo el país

Si bien el epicentro de la movilización fue en el Palacio de Tribunales, en Talcahuano al 500 en pleno centro porteño, el reclamo se multiplicó en distintos puntos de Argentina, sobre todo en los principales edificios judiciales del interior. “Uno de cada cinco femicidios en nuestro país son cometidos por miembros de las fuerzas de seguridad”, sostuvieron en un comunicado los convocantes.

Las consignas fueron claras: “Por Úrsula y por todes”; “¡Basta de justicia patriarcal!”; y “¡Basta de represión policial!”, son algunas de las frases más difundidas en las redes sociales.

El movimiento Ni Una Menos indicó que “la burocracia del Estado y la Justicia no toma en serio el riesgo denunciado una y otra vez a la hora de evaluar la peligrosidad del agresor si ya ha tenido otros episodios de violencia”.

“Hoy nos invade el dolor y la rabia. Estamos con les amigues y familiares de Úrsula, con el pueblo de Rojas que toma la calle. En el país entero surge la necesidad de convocarse, de denunciar”, agregaron. 

Esta nueva movilización se lleva adelante a un mes y medio de este 2021 que ya cuenta con la triste cifra de casi 50 femicidios. 

Convocatoria de Alberto a los gobernadores

Poco antes de la realización de la movilización, el presidente convocó mediante una carta a todos los gobernadores para que se sumen a “la creación del Consejo Federal para la Prevención y Abordaje de Femicidios, Travesticidios y Transfemicidios, para coordinar y articular con los distintos organismos involucrados de la Nación, las provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires un abordaje integral, eficaz, articulado en materia de prevención, investigación, sanción, asistencia y reparación de las violencias extremas por motivo de género”.

“Seamos protagonistas de los cambios que hacen falta para transformar esta sociedad machista en una sociedad libre de violencias por motivos de género”, sostiene el mandatario en la misiva en la que advierte que el Estado “es responsable de garantizar la prevención, la asistencia, sanción y reparación de las violencias de género, pero a la vez necesitamos de todos y todos los/as argentinos/as para llevar adelante el cambio cultural que erradique las violencias machistas en cada uno de los ámbitos de nuestras vidas”.