Buenos Aires vuelve este lunes a las restricciones que regían antes del 22 de mayo, con clases virtuales en la mayoría de los municipios. Tras una semana marcada por la suba de casos de coronavirus, en el gobierno de Axel Kicillof esperan que la curva de los próximos días refleje la caída en la circulación que se dio en los 9 días de confinamiento.

En diálogo con Tiempo, el jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, habla de la campaña de vacunación y adelanta que están muy cerca de cerrar el primer acuerdo provincial para la compra de dosis.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

También analiza el impacto que puede tener la gestión de la pandemia en las urnas. “No nos manejamos ni por focus group ni por encuestas, nos guiamos por lo que vemos en la calle y creo que la gran mayoría de la población de la Provincia se siente cuidada”, advierte.

Por último, critica a la oposición por hacer campaña “antitodo” y asegura que la exgobernadora María Eugenia Vidal tiene un rol “absolutamente desdibujado” en la Provincia.

¿Cuándo se verá el impacto del confinamiento en la curva de casos?

-Las medidas que se implementaron para bajar la circulación dieron un resultado excelente. En el transporte público en el AMBA -incluida la Ciudad Autónoma de Buenos Aires- hubo un descenso del 53% de los usuarios de colectivos y del 57% en los trenes. En promedio hubo un 60% menos de circulación hasta el miércoles. En la Autopista Buenos Aires-La Plata cayó un 59% y en las rutas de la costa, un 70 por ciento. Lo que necesitamos ahora es ver reflejado ese resultado en términos de caída de casos y, por lo tanto, en reducción de fallecimientos en la próxima semana.

-¿Van a ser necesarios más días de cierre estricto?

-Hay un decreto vigente hasta el 11 de junio. No creo que vaya a haber ninguna modificación en ese sentido. Mañana ya volvemos al sistema de fases vigente en la Provincia y vamos a volver a los cuidados previos al confinamiento.

-¿Evalúan adelantar el receso escolar?

-Es una posibilidad, entre tantas otras que venimos trabajando. Por lo pronto ahora tenemos una normativa hasta el 11 de junio y es que en los distritos en fase 2 no vamos a avanzar con las presencialidad, sí en fase 3 y 4. En fase 2 vamos a seguir con la enseñanza por medios remotos.

-¿Cuál es el objetivo inmediato en materia de vacunación?

-El objetivo es vacunar a todos los mayores de 18 años. Hemos ido avanzando con los distintos grupos poblacionales. Culminamos todos los trabajadores de la salud, los mayores de 70 y los mayores de 60 con enfermedades de base. Y ahora estamos con el hito 2, que implica vacunar a todos los mayores de 60, independientemente de si tienen enfermedades de base, y aquellos de entre 40 y 59 con comorbilidades. Cuando terminemos con esa población, vamos a seguir vacunando a los mayores de 18 años con enfermedades y luego ya pasaremos a la vacunación general para todos los mayores de 18 años. Esos son los cuatro hitos.

-¿En qué fecha esperan concluir la vacunación de los grupos de riesgo?

-Con el hito 2 vamos a estar terminando en los próximos días y con el hito 3 en unas semanas. No quiero poner fechas porque depende de que efectivamente lleguen todas las vacunas que están comprometidas pero creo que, de acá a un corto plazo, vamos a tener vacunadas a todas las personas de riesgo que era nuestro objetivo.

-¿Con cuántos laboratorios están negociando la compra de vacunas?

-Empezamos a negociar en agosto del año pasado. Es conocida la historia de la Sputnik V que comenzó negociando la Provincia y cuando avanzó, el gobernador la puso a disposición del Gobierno nacional. Me animo a decir que ya estuvimos en contacto con todos los laboratorios productores de vacunas del mundo. Hoy nos mantenemos en contacto con muchos porque seguimos trabajando en la posibilidad para este año y para el año próximo. Con algunos estamos muy avanzados para la posibilidad de un acuerdo de aprovisionamiento de corto plazo para la provincia o para hacerlo extensivo a Nación, será una decisión que después tomará el gobernador.

-¿Ese acuerdo se podría cerrar en breve?

-Se podría cerrar en las próximas semanas y serían vacunas para este año.

-¿Con qué laboratorios y por cuántas dosis?

-No puedo dar detalles todavía pero estamos avanzados con varios laboratorios. No puedo contarlo por la cláusula de confidencialidad hasta que no firmemos el acuerdo.

-¿Cómo están planificando la campaña en modo pandemia?

-No estamos en campaña, pero no porque me puse el casette sino porque es verdad. Cero campaña. Si querés ver en algún lado alguna campaña de carácter político es la campaña de vacunación pero no lo estamos tomando así, ni siquiera en esos términos. Sí somos conscientes de que la gente va a tener una opinión positiva de nuestro gobierno si somos capaces de cuidarla en primer lugar, vacunarla en segundo y, tercero, ponerle un mango en el bolsillo para que llegue lo más holgadamente a fin de mes. Sabemos que no estamos transitando una situación cómoda en términos económicos y sociales en el mundo, en Argentina y en la provincia. Por eso, cada vez que tomamos una medida que puede tener impacto sobre la generación de ingresos, siempre la acompañamos de medidas de sostén económico.

-¿Cree que va a influir la campaña antivacunas al momento del voto?

-Creo que no. Puede hacer mella en alguna población reducida. El fin de semana hubo pequeñas movilizaciones y cuando uno analiza el discurso de la gente que participa es bastante desquiciante. La campaña antivacuna que llevan adelante una parte de la oposición y una parte del periodismo puede tener un impacto en esa población. Creo que va a ser minoritario.

-¿El objetivo electoral es conseguir mayoría en el Senado?

-Varios objetivos. El primero es ganar la elección por un voto. El segundo es tener un mejor resultado que en las últimas elecciones en aquellas secciones donde se eligen senadores porque, si bien tenemos mayoría en Diputados, no la tenemos en la Cámara alta y la necesitamos para acompañar los proyectos de transformación de la Provincia con los que estamos trabajando desde el primer día. Pero el primer objetivo es ganar la elección.

-¿Y cómo se ven en ese sentido?

-Nosotros no nos manejamos ni por focus group, no hacemos encuestas, nos guiamos por lo que vemos en la calle, por cómo escuchamos a los y las bonaerenses, en el día a día. No estamos encerrados en una burbuja, tenemos contacto con la población, un termómetro directo. Creo que la gran mayoría de la población de la Provincia se siente cuidada. Obviamente que algunos sectores que se han visto más perjudicados por algunas medidas de cuidado que afectaron parcialmente sus ingresos están incómodos, ofuscados, muchos lo entienden y otros no, pero también la población está viendo el esfuerzo de asistencia financiera, social y económica, que está haciendo el gobierno. Y todos los bonaerenses, me animo a decir que sin distinción, están viendo cómo se está llevando adelante un plan de vacunación ejemplar, el más grande de la historia. Para mí las perspectivas son buenas.

-¿Le gustaría ser candidato?

Estoy muy cómodo como jefe de Gabinete. No tengo ninguna pretensión personal de ser candidato. Creo que en el equipo de ministros tenemos un desafío muy muy grande y que es lo que nos pidió el gobernador cuando asumió: que trabajemos incansablemente para transformar la Provincia. Esa es mi tarea, no me preocupa ninguna otra.

-¿Cómo ve hoy a la oposición? ¿La interna de JxC puede favorecer al peronismo?

No me preocupa mucho eso, sí me preocupa un sector de la oposición que ha puesto palos en la rueda desde que empezó el gobierno en general y la pandemia en particular, lo que me parece más grave porque en una situación tan compleja se la pasaron haciendo campaña antitodo lo que proponíamos. Veo bastante descolocada a la oposición o, al menos, a una parte importante de ella y con una interna bastante fuerte que será su problema. No es un problema de nuestro frente que, como se ha demostrado, sigue más unido que nunca. Podemos tener ciertas diferencias, matices, y eso es saludable incluso en el marco de la democracia, pero hay una lección que creo que todos aprendimos a partir de 2015: si como fuerza política, nacional, popular, peronista, nos peleamos entre nosotros, podemos tener situaciones tan desgraciadas como el gobierno de (Mauricio) Macri, la más desgraciada desde la vuelta de la democracia.

“Vidal tiene un rol desdibujado en la provincia”

Carlos Bianco también habla de la exgobernadora María Eugenia Vidal y de su indefinición sobre si se postulará en estas elecciones parlamentarias y por qué distrito lo hará. Y asegura que su rol político en la oposición bonaerense está “desdibujado”.

-¿Cree que Vidal va a jugar en este turno electoral?
-Creo que no lo sabe ni ella porque no da señales claras de ningún tipo. Se discute si va a venir a la Provincia, pero ella dice que es un objetivo cumplido, seguramente, esté más cómoda en la Ciudad Autónoma. El otro día dijo que le gustaría ser presidenta. Creo que no lo tiene muy claro y que a esa definición la afecta muchísimo la interna que tiene Juntos por el Cambio, que se ha presentado públicamente como una discusión entre halcones y palomas y que parecería, cada vez más, que los halcones se están comiendo a las palomas.

-¿Qué rol tiene hoy en la oposición bonaerense?

-Tiene un rol político absolutamente desdibujado. Es una referencia muy discutida porque, después de la gestión penosa que hizo en la Provincia, su imagen quedó muy desteñida frente al pueblo.“Vidal tiene un rol desdibujado en la provincia”

Carlos Bianco también habla de la exgobernadora María Eugenia Vidal y de su indefinición sobre si se postulará en estas elecciones parlamentarias y por qué distrito lo hará. Y asegura que su rol político en la oposición bonaerense está “desdibujado”.

-¿Cree que Vidal va a jugar en este turno electoral?
-Creo que no lo sabe ni ella porque no da señales claras de ningún tipo. Se discute si va a venir a la Provincia, pero ella dice que es un objetivo cumplido, seguramente, esté más cómoda en la Ciudad Autónoma. El otro día dijo que le gustaría ser presidenta. Creo que no lo tiene muy claro y que a esa definición la afecta muchísimo la interna que tiene Juntos por el Cambio, que se ha presentado públicamente como una discusión entre halcones y palomas y que parecería, cada vez más, que los halcones se están comiendo a las palomas.

-¿Qué rol tiene hoy en la oposición bonaerense?

-Tiene un rol político absolutamente desdibujado. Es una referencia muy discutida porque, después de la gestión penosa que hizo en la Provincia, su imagen quedó muy desteñida frente al pueblo.