La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner agradeció este sábado a todo el personal del sanatorio Otamendi, donde fue dada de alta por la mañana, luego de 48 horas de internación, tras ser operada el pasado jueves de “una histerectomía ampliada por vía laparascópica”, en la que se le detectó un “pólipo uterino” de “características benignas”.

“Quiero agradecer a todo el cuerpo médico, enfermeras, enfermeros y a todo el personal auxiliar del sanatorio Otamendi, que nos atendieron con tanto profesionalismo y afecto. Muchas gracias!”, escribió la Vicepresidenta en Twitter.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La vicepresidenta se internó este jueves por la mañana en el Sanatorio Otamendi, para ser intervenida quirúrgicamente, en el marco de una cirugía programada. CFK ingresó a las 6.45 al centro médico, donde un cirujano especializado en Tocoginecología le realizó la intervención.