La Policía Federal brasileña detuvo este domingo a los tres principales sospechosos de ser los autores intelectuales del asesinato de Marielle Franco, reconocida activista negra, feminista y LGBT+, entonces concejala de Río de Janeiro, y de su chofer Anderson Gomes, quienes fueron acribillados en la noche del 14 de marzo de 2018.

De acuerdo a lo que informó el portal Brasil de Fato, las personas que fueron detenidas y que se encuentran en prisión preventiva son Domingos Brazão, actual consejero del Tribunal de Cuentas del Estado, su hermano, Chiquinho Brazão, quien actualmente es diputado federal por Río de Janeiro en representación del partido derechista Unión Brasil, y el exjefe de la Policía Civil de Río de Janeiro, Rivaldo Barbosa.

La operación, llevada a cabo de manera conjunta por la PF, la Fiscalía General de la República y el Ministerio Público de Río de Janeiro, se basó en la delación de Ronnie Lessa, un expolicía encarcelado por ser el ejecutor del crimen, quien dio los nombres de quienes ordenaron el asesinato.

También está detenido por ser autor material del asesinato otro expolicía, Élcio Queiroz.

Enterada de la noticia, la actual ministra de Igualdad Racial, Anielle Franco, hermana de Marielle, expresó su alivio por las detenciones en sus redes sociales.

“¡Sólo Dios sabe cuánto soñamos con este día! Hoy es otro gran paso para obtener las respuestas que tanto nos hemos preguntado en los últimos años: ¿quién ordenó matar a Mari y por qué? Agradezco el compromiso de la PF, el gobierno federal, el Ministerio Público Federal y Estatal, y el ministro Alexandre de Moraes. Estamos más cerca de la justicia”, escribió Franco.

En el escrito en el que ordenó el encarcelamiento de los detenidos, Moraes dijo que el asesinato de Franco fue ideado por los hermanos Domingos y Chiquinho Brazão, y “meticulosamente planeado” junto con el exjerarca policial Barbosa, informó Folha de S. Paulo.

En la tarde del domingo, en una conferencia de prensa, el ministro de Justicia brasileño, Ricardo Lewandowski, afirmó que el encarcelamiento de estas tres personas marca el cierre de la investigación por parte de la PF del asesinato de Marielle Franco y Anderson Gomes, algo que ya se había adelantado en Tiempo del domingo.

“Tenemos muy claros los autores de este crimen atroz, que fue un delito de carácter político. Esta etapa ya se cumplió. La PF ya cuenta con información para presentar una denuncia ante el Ministerio Público Federal. No hay plazo para presentar la denuncia, pero hay elementos suficientes en los expedientes para hacerlo”, explicó el integrante del gabinete de Luiz Inácio Lula da Silva.

Para Lewandowski, descubrir la identidad de quienes ordenaron el crimen de Franco constituye una “victoria”. “Es sumamente significativo, es una victoria para el Estado brasileño, para las fuerzas de seguridad de nuestro país con relación a la lucha contra el crimen organizado”, sentenció.

El ministro además afirmó que una de las principales motivaciones de los autores intelectuales del asesinato de Franco fue una disputa que hubo en el segundo semestre de 2017 en la Cámara Municipal de Río de Janeiro, el parlamento de la urbe carioca, respecto a la regularización de unos terrenos en la zona oeste de la ciudad.

En aquel momento, los ahora detenidos planeaban la construcción de un condominio en la región de Jacarepaguá, pero encontraban la resistencia de varios legisladores, principalmente de Franco, quien integraba el Partido Socialismo y Libertad, que quería que el terreno sobre el que se discutía fuera destinado a fines sociales.

Consultado por la prensa sobre las revelaciones que arrojan las investigaciones hasta el momento y la relación entre estas y el papel que ocupan las milicias en el estado de Río de Janeiro, Lewandowski dijo que este caso podría desencadenar el descubrimiento de otros.

“Lo que este informe policial y las largas investigaciones revelan, en primer lugar, es el modus operandi de las milicias en Río de Janeiro, que es bastante sofisticado, complejo, que se extiende por todos los estados y por diversas actividades. Tengo la impresión de que quizás a partir de este caso podamos desentrañar otros casos o, al menos, seguir el hilo de una trama cuya dimensión aún no tenemos clara”, afirmó el ministro.