Lionel Messi se perdió los dos últimos partidos del París Saint Germain: ante Leipzig, por Champions League, y frente a Bordeaux, por la Ligue 1. No sólo eso: voló a Madird para realizarse un tratamiento especial por el dolor que siente en la rodilla izquierda desde que sufrió aquella patada del venezolna Adrián Martínez. Desde que pisó Ezeiza, sin embargo, se lo ve sonriente. Y aún es una incógnita si estará en el choque de este viernes ante Uruguay. 

Mientras en Montevideo ya lo dan a afuera del equipo y hasta el propio Oscar “Maestro” Tabárez expresó que Argentina es un cuadro de cuidado aún sin su capitán, el rosarino hizo algunos trabajos a la par de sus compañeros en el entrenamiento vespertino de este martes, en el predio de la AFA en Ezeiza. El 10 arrancó la práctica como parte del grupo, pero cuando la sesión ya estaba avanzada se marginó de la cancha donde trabajaba el plantel de Lionel Scaloni. 

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El lunes, mismo día que los convocados llegaron al predio, el parte de entrenamiento había indicado: “Lionel Messi y Leandro Paredes hicieron labores diferenciadas del grupo seguidos de cerca por uno de los kinesiólogos del plantel”. Ahora, con las puertas abiertas para las cámaras de televisión, se logró ver que Messi pudo realizar una parte del entrenamiento, mientras que Paredes, aún recuperándose de un desgarro, no estuvo con el grupo.

La participación intermitente de este martes da más cuerpo a la versión de que en el choque ante Uruguay, en el estadio Campeón del Siglo de Peñarol, el 10 estará sentado en el banco de suplentes y sumará algunos minutos en el segundo tiempo. La idea de Scaloni es que lo reemplace Paulo Dybala, quien funcionalmente más se le parece, con un muy buen presente en la Juventus. Así, Argentina no tendría que modificar su esquema habitual y podría alinear a Emiliano Martínez; Nahuel Molina o Gonzalo Montiel, Cristian Romero, Nicolás Otamendi y Marcos Acuña; Rodrigo De Paul, Guido Rodríguez y Giovani Lo Celso; Paulo Dybala, Lautaro Martínez y Ángel Di María. Para el partido del martes, en San Juan, ante Brasil, el 10 sí sería titular.