El Gobierno nacional amplió el volumen de los créditos a tasa cero que está otorgando a los sectores económicos golpeados por la pandemia y el confinamiento. En la última semana, incluyó a las pymes y monotributistas del turismo y gastronómicos en esos beneficios que, con todo, son muy acotados respecto del despliegue necesario dada la profundida de la crisis.

En el caso del sector turístico, se amplió en $ 2000 millones la línea de créditos a tasa 0% para pequeñas y medianas empresas (pymes), monotributistas y autónomos. De esta forma, el financiamiento total destinado a capital de trabajo llegará a los $ 6000 millones. También se estiró el plazo, que ahora estará vigente hasta el próximo 30 de junio. La ampliación responde a que desde que fue lanzada en octubre pasado, ya se han otorgado créditos por casi $ 4 mil millones, y la línea se encuentra ejecutada en un 95 por ciento.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Según los ministros de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas, y de Turismo y Deportes, Matías Lammens; y el titular del Banco de la Nación Argentina (BNA), Eduardo Hecker, que realizaron el anuncio público, los créditos tendrán un plazo de dos años, con una tasa del 0% durante los primeros 12 meses y del 18% anual desde la cuota 13 a la 24, subsidiados por el Fondo Nacional de Desarrollo Productivo (Fondep) y avalados en un 100% por el Fondo de Garantías Argentino (Fogar). Además, tendrán un año de gracia para comenzar a pagarse.

Para Kulfas, estos instrumentos “han tenido una llegada a todo el entramado productivo pyme, fundamentalmente, a los segmentos más pequeños, que son los que tienen más dificultades para el acceso al crédito”.

Lammens coincidió con su colega de gabinete y remarcó “la importancia que tiene para nosotros el turismo, para el desarrollo de la economía nacional en los próximos años. Argentina tiene una oportunidad enorme en este sector y por eso estamos haciendo una gran inversión desde el Estado nacional para sostenerlo”.

Gastronómicos

Desde el viernes, también se encuentra vigente en el Banco Nación la línea de créditos para pymes, monotributistas y autónomos del sector gastronómico para adquirir equipamientos de calefacción y adecuar sus instalaciones para el funcionamiento al aire libre durante el invierno. La decisión tiene que ver con la perspectiva de que esa será la modalidad de trabajo de esos establecimientos por la presencia de la segunda ola de la pandemia.

La línea de $ 1000 millones estará disponible en sucursales de todo el país y se suma al incremento del Repro II a $ 22.000 y la reprogramación de cuotas de créditos adquiridos en 2020, entre otras medidas implementadas con el objetivo de minimizar los efectos de la emergencia sanitaria en este sector productivo.

Se trata de créditos con tres años de plazo de los cuales el primero será de gracia y el segundo tendrá tasa 0% subsidiada por el Fondo Nacional de Desarrollo Productivo (Fondep). A partir de la cuota 13 y hasta la 24, la tasa será del 10%, también subsidiada por el Estado. «