Comenzó la cuenta regresiva. El miércoles vence la ley del actual régimen de promoción de biocombustibles, sancionado en el gobierno de Néstor Kirchner en 2006. Según pudo reconstruir Tiempo, el gobierno nacional prorrogará el régimen actual por 60 días mediante un DNU. La confirmación de esta decisión se terminó de cocinar en Tucumán, donde el propio secretario de Energía, Darío Martínez, hizo el anuncio ante medios locales.

De recorrida por el Ingenio Leales junto al gobernador, Juan Manzur, el patagónico informó: “Estamos trabajando en un decreto de prórroga mientras se discute el nuevo régimen. Hay que ser respetuoso del poder legislativo, pero entendemos que habrá una nueva ley que contempla el corte de bioetanol de caña de azúcar en su totalidad y protege las pymes. La transición energética en el mundo es lo que viene y en la Argentina también”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

El pasado 30 de octubre, el Senado aprobó por unanimidad la extensión de la ley 26.093 por seis años más, pero en Diputados, después de varios meses, el oficialismo presentó otro proyecto que fue criticado por legisladores de la oposición y representantes de cámaras del sector.

Sin tiempo ni renovación de protocolo remoto que garantice la continuidad del trabajo semipresencial en Diputados, este mediodía el presidente Alberto Fernández se reunió en Olivos con legisladores nacionales de Córdoba. Es una de las principales provincias productoras de bioetanol del país. Oficialmente se comunicó que del encuentro participaron los legisladores del Frente de Todos Carlos Caserio, Gabriela Estévez, Pablo Carro y Eduardo Fernández. Se conversó sobre la situación actual del país y también de la provincia y cuyo gobernador, Juan Schiaretti, viene siendo crítico de la falta de definición del gobierno para el sector.

Tiempo Argentino pudo confirmar que también se habló del tema biocombustibles. “Si no hay tratamiento en Diputados habrá prórroga por decreto presidencial, pero no hablamos de plazo”, dijo a este medio uno de los participantes del encuentro.

La semana que viene podría a volver a reunirse la Comisión de Energía que preside el mendocino Omar Felix, impulsor del proyecto del oficialismo que fue acompañado por todos los diputados del Frente de Todos e incluso sumó la firma de un opositor de Juntos por el Cambio, el tucumano Luis Amaya del PRO.

La iniciativ, propone un nuevo marco regulatorio para la elaboración, almacenaje, comercialización y mezcla de biocombustibles. Durará hasta el 31 de diciembre del 2030 y deja la posibilidad al Poder Ejecutivo de extenderlo por única vez por 5 años más. Este último artículo es uno de los más cuestionados, junto con el corte mínimo de biodiésel que establece el proyecto de 5% por ciento, con autorización a que la Secretaría de Energía de la Nación pueda elevarlo o reducirlo hasta un piso del 3 por ciento.

En el caso de las naftas, indica que deberá contener un porcentaje mínimo obligatorio de bioetanol de 12 por ciento. Mientras tanto, en el Senado, el puntano Adolfo Rodríguez Saá le pidió al jefe de su bloque, José Mayans, que impulse una prórroga del régimen actual por seis meses. El senador puntano mantuvo un encuentro virtual con autoridades de la Cámara Panamericana de Biocombustibles de Avanzada y, si bien hubo versiones de que presentaría su proyecto, estas fueron desmentidas. La incertidumbre de las provincias productoras de soja, maíz y caña de azúcar parecen calmarse a medias.