Mientras la indignación y la movilización crecen en la localidad bonaerense de Rojas tras el femicidio de Úrsula Bahillo, la Justicia confirmó que hubo por lo menos tres denuncias previas por violencia de género contra el acusado, el policía Matías Ezequiel Martínez. En tanto, se esperan para este miércoles los resultados de la autopsia.

La Fiscalía General del Departamento Judicial de Junín difundió un comunicado para detallar las denuncias que había realizado la víctima. El 28 de enero la madre de Bahillo había denunciado a Martínez por amenazas. El expediente era seguido por el fiscal Sergio Terrón, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 5 de Junín, el mismo que ahora tiene a su cargo la investigación por el femicidio.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Luego, el 5 de febrero se reiteraron las denuncias hacia el policía por amenazas y desobediencia. En ese momento la UFI 3 de Junín instruyó la causa. Se lo acusaba de violar la restricción perimetral. De hecho, una amiga de Úrsula contó que el domingo último vio a la joven en su moto y al ahora imputado en su auto, muy cerca. «El domingo a la noche me cruzo a Úrsula en un semáforo y le pregunto a mi novio cómo podía ser posible eso si él tenía la perimetral. Entonces la saludé y me saludó de manera rara pero puso primera en la moto y se fue», relató la joven, quien le escribió a Úrsula preguntándole si estaba bien y la joven le respondió que necesitaba testigos.

Pero además, Martínez debía presentarse el próximo 18 de febrero a una audiencia ante el Juzgado en lo Correccional 1 departamental, en el marco de un juicio por el delito de “amenazas calificadas” contra una expareja que también lo había denunciado por violencia de género.

El comunicado dio cuenta también del informe preliminar realizado por personal médico del Instituto de Investigación Criminal y Ciencias Forense Norte. Según ese informe la causa de muerte de Bahillo fue “secundaria a lesión por arma blanca de estructura vasculares de cuello, generando shock hipovolémico con escasa agonía, aunado a las lesiones punzocortantes observadas en región abdominal y dorsal”. De todos modos, la autopsia estaba prevista para las 7 de la mañana de este miércoles, por lo que se esperan resultados durante el día.

Durante la tarde de ayer y tras la protesta reprimida el lunes, una multitud volvió a exigir Justicia por Úrsula en la Plaza de Rojas. Los reclamos apuntaron, además, contra la Policía Bonaerense. «¿A dónde están los que nos iban a cuidar?», «a los violadores los encubre la policía» o «yuta, basura, vos sos la dictadura» fueron algunos de los mensajes entre cánticos y pancartas.