Green book (2018)

Fue sin dudas la gran película que triunfó en los premios Oscar 2018. Se trata de una historia que narra la vida de un excelso pianista afroamericano (interpretado por Mahershala Ali) que construye una relación de amistad con su chofer de origen italiano interpretado por Viggo Mortensen. Ambos recorrerán de punta a punta el Sur de los Estados Unidos donde el racismo se palpa en el aire, pero ese también será el espacio donde nacerá una fuerte amistad que sobrevivirá a las difíciles contingencias sociales y donde la lluvia también dice presente en pantalla. El film dirigido por Peter Farrelly cruza comedia, historia y conflicto sociales construyendo una trama más que llevadera y donde los personajes centrales brillan con sus interpretaciones en pantalla.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE


Dos buenos tipos (2016)

Ambientada eficazmente en la década del setenta en Estados Unidos, esta historia de acción con cruza de comedia tiene mucho de humor negro. Protagonizada por Ryan Gossling y Russell Crowe, la trama da la vida a un guion donde dos astutos pero poco sociales investigadores privados comienzan a trabajar juntos para esclarecer un asesinato de una actriz de cine para adultos, al mismo tiempo en que deben esclarecer la desaparición de una joven en un barrio cercano durante una noche lluviosa. Ambos hechos no aparentan contar con algún tipo de relación, pero como todos sabemos las apariencias siempre nos engañan.



Medianoche en París (2011)

Gil está muy enamorado de su chica y se nota. Esa es la razón por la que él quiere caminar al borde del rio Sena bajo una leve lluvia, pero no encuentra mucha recepción en su pareja, que sólo piensa en poder ir a discotecas para bailar y bailar. Son el agua y el aceite, pero se aman y llegaron a París en búsqueda de la ciudad perfecta, algo que Gil (interpretado por Owen Wilson) siente que es así pero que su novia descarta de plano. Muy pronto un hecho entre psicodélico e histórico cambiará el curso de la historia llevando a esta comedia a un plano surrealista.



Los puentes de Madison (1995)

La muerte de Francesa (rol interpretado por Meryl Streep) afecta de manera intensa a sus dos hijos. Antes de partir le dio a ellos una serie de diarios para que los leyesen donde deja sentado el desarrollo de un intenso affaire que tuvo con un extranjero llamado Robert Kincaid (personaje central a cargo de Clint Eastwood). Luego de la lectura completa de esos diarios, ambos hijos sienten que su padre fue engañado, pero pronto comprenderán que durante esos días su madre fue una mujer inmensamente feliz. Al final de la historia, ambos protagonistas se despiden bajo una tormenta torrencial que actúa como telón de fondo de algo que pudo ser más extenso pero que duró solo unos apasionados días.




Casablanca (1942)

Son millones los que alrededor del mundo conocen la historia de Ilsa y Rick (interpretados por los inmortales Ingrid Bergman y Humphrey Bogart), pero también son muchos los que año tras año descubren el universo de este clásico sin edad. Los protagonistas tienen un pasado en común (algo triste aunque también nada concluido), hasta que luego de un tiempo de no verse coinciden en ese espacio de África que lleva el nombre de la película. Ella le pide protección a él para su reciente marido, lo cual destruye al protagonista masculino de esta historia por completo. Como plus, la escena en que una lluvia torrencial sirve de despedida para la ex pareja es una de las más famosas de toda la historia del cine.