Un fantasma recorre Europa: el de la Superliga. Cuando los principales torneos entran en etapa de definición, cuando asoman las semifinales de la Champions League hay un terremoto futbolero que amenaza con cambiar para siempre el mapa de la pelota. Pero aún hay deporte. Se puede volver a decir de corrido: Barcelona, Messi, campeón. La NextGen que desplaza al Big3. La Máquina de River. La explosión De Paul. 

La Superliga Europea: un terremoto en el centro de la pelota

Un temblor sacude al fútbol: doce de los principales clubes europeos anunciaron en la madrugada de este lunes la creación de una Superliga Europea, un torneo cerrado de 20 clubes, sin clasificación deportiva, que estaría destinado a reemplazar a la histórica Champions League. Se vienen semanas y meses de discusiones judiciales: la FIFA, la UEFA, futbolistas, las federaciones de cada país, asociaciones de hinchas y algunos clubes importantes como el Bayern Munich y el Borussia Dortmund ya se manifestaron en contra y aseguraron graves sanciones contra los clubes y los futbolistas que participen de la nueva competición. La Superliga, en tanto, dice haber acudido a tribunales competentes para asegurar su existencia. Los fundadores son seis clubes ingleses (Manchester City, Liverpool, Chelsea, Arsenal, Tottenham y Manchester United), tres españoles (Atlético de Madrid, Real Madrid, Barcelona) y tres italianos (Inter, Milan y Juventus). Aunque lo de las nacionalidades es relativo: de los seis clubes disidentes que juegan actualmente en la Premier League, sólo el Tottenham, cuyo multimillonario patrón Joe Lewis reside en las Bahamas, es de propiedad británica. La propuesta de la Superliga es armar una competición de 20 equipos, en que los 15 miembros fundadores tendrían su participación siempre garantizada, lo que les asegura los suculentos ingresos de derechos televisivos y patrocinio comercial. Y ellos decidirán cinco invitados, de otras ligas de Europa. Un fondo de 3.500 millones de euros respaldado por el banco de inversiones estadounidense JPMorgan financiará la inversión en infraestructuras de los clubes fundadores para compensar el impacto de la pandemia. Los 20 equipos se dividirán en dos grupos de 10, que se enfrentarían de local y visitante. Tras una temporada regular de 18 jornadas, los mejores de cada grupo pasarían a los cuartos de final para concluir la competición, al igual que ocurre ahora en la Liga de Campeones. Parece la estructura de las grandes ligas deportivas estadounidenses. No sorprende: la mayoría de los clubes están en manos yanquis, chinas o de gigantes del mundo árabe. La competición empezará “lo antes posible”, según los responsables de la Superliga europea, que fantasean con ingresos que “superarán los 10.000 millones de euros”, lo que le dará al campeón “el doble” de lo que gana al levantar la Champions League. 




La Máquina de River

Tres de los últimos nueve partidos que jugó, River los ganó por una diferencia de cinco goles. Venció 5 a 0 a Racing, en Santiago del Estero, por la Supercopa Argentina 2020, el 4/3; goleó 6 a 1 a Godoy Cruz, por la Copa de la Liga, el 20/3; y ahora por el mismo torneo se impuso por 5 a 0 a Central Córdoba de Santiago del Estero. Suena a resultados del fútbol de otra época. Es que el River de Gallardo parece recuperar el apodo del equipo más simbólico que tuvo el club de Núñez: es una máquina. Además de la voracidad ofensiva y del estilo agresivo que ya se volvió su sello, ahora el entrenador quiere darle una impronta nueva: hacerle cada vez más lugar a los juveniles. En Santiago del Estero, por caso, Gallardo sorprendió con Santiago Simón, de 18 años, por primera vez como titular. Simón solo sumaba 69 minutos en Primera: su presentación desde el arranque fue muy buena. En la delantera acompañaron a Rafael Borré los juveniles Julián Álvarez y Lucas Beltrán. En el fondo estuvieron Gonzalo Montiel y David Martínez. El quinto tanto de la goleada lo marcó otro pibe del club: Federico Girotti. Para la Copa Libertadores que comienza este jueves ante Fluminense, 14 de los 32 futbolistas que aparecen en la lista son formados en Núñez. El 40%, de los cuales solo cuatro aún no debutaron en Primera División. 


Otra vez de corrido: Barcelona-Messi-Campeón


Hay tres palabras que durante casi 15 años se usaron juntas, como si fueran tres estaciones de tren consecutivas: Barcelona, Messi, campeón. Este sábado, después de casi dos temporadas, se volvieron a escuchar. El Barca ganó por 4 a 0 al Athletic Bilbao la final de la Copa del Rey, don dos goles de su capitán y levantó un trofeo después de dos años. Messi, con un look nuevo afeitado a cero, dejó su sello: fue la gran figura de la goleada y marcó dos goles típicos del 10. El primero comenzó con una apilada detrás de la mitad de la cancha, siguió con una doble pared con el holandés De Jong y finalizó en el área, donde se tomó tres tiempos más para definir suave y al segundo palo. Golazo. El segundo fue el clásico zurdazo desde el balcón del área tras un centro atrás de Jordi Alba. Barcelona no festejaba un título desde el 27 de abril de 2019, cuando ganó la Liga 2018/19 con Valverde como DT. Después vino la insólita eliminación ante Liverpool en Anfield. Y más cachetazos. Esta temporada para Messi comenzó con el burofax y la intención de salir del club de su vida. Y termina con un título. Ahora, quedan ocho partido de Liga: si el Barca logra ganar los ocho que quedan también será campeón. ¿Será lo último de Messi con la camiseta blaugrana? Ni él lo sabe, pero la imagen de cada compañero pidiendo una foto con el rosarino y la Copa del Rey es un indicio de que la posibilidad es grande. “Es muy especial ser el capitán de este equipo donde llevo toda la vida y es muy especial poder levantar la Copa”, dijo tras el partido.



La NextGen se abre paso ante el Big3


Si la pandemia se llevó puesto casi todo, cómo no iba a cambiar también al tenis. Este domingo, el griego Stefanos Tsitsipas, quinto del ránking mundial, ganó en Montecarlo su primer torneo Masters 1000 tras derrotar en la final de Montecarlo al ruso Andrei Rublev (8º), por 6-3, 6-3, en 1 hora y 11 minutos. “Estoy desbordado por la emoción. Es, de momento, la victoria más bonita de mi vida”, declaró el tenista de 22 años, que había llegado dos veces a la final de un torneo de esta categoría: en una cayó ante Rafael Nadal y en la otra Novak Djokovic. Todo un símbolo del recambio. Federer se recupera de una lesión y ya confirmó su presentación en Roland Garros, a finales de mayo. Nadal y Djokovic, en tanto, participaron de Montecarlo pero cayeron en cuartos y octavos de final respectivamente. El griego habló de las nuevas rivalidades que se están tejiendo en el circuito, cuando el trío de leyenda formado por Roger Federer, Rafael Nadal y Novak Djokovic supera ampliamente los 30 años -los 40 en agosto en el caso del suizo- y parecen abrirle paso a una nueva camada, que ya fue catalogada con NextGen. “Estas rivalidades existen ya, ahora solo están creciendo. ¿A partir de cuántos partidos se habla de rivalidad, de 30? Estoy seguro que habrá otras, la generación actual va a desarrollar múltiples rivalidades. Hace diez o quince años Federer y Nadal comenzaron la suya. Ahora seré yo contra Zverev, Sinner o Berrettini. Esta variedad hará el tenis más interesante”, definió el Tsitsipas. 

...
(Foto: AFP)


La explosión De Paul: el mejor mediocampista sudamericano en Europa


Rodrigo De Paul se fue de Racing al Valencia de España en 2014, a cambio de unos cinco millones de dólares. El mediocampista lleva siete años en Europa, con un breve regreso a la Academia en el medio. En el equipo Che no rindió y fue transferido al Udinese, sin demasiado ruido. A los 26 años por fin parece haber llegado su explosión: este sábado convirtió dos buenos goles para la victoria del Udinese por 2 a 1 ante el Crotone. Se fue expulsado en el último minuto, por una jugada peligrosa. Pero el 10 y capitán le dio la victoria a su equipo: lleva ocho goles y 5 asistencias en 31 fechas. Es el mediocampista sudamericano más determinante -al menos desde la estadísticas- en las cinco ligas principales de Europa. De Paul asomó en la Selección durante la Copa América de Brasil 2019, casi como una apuesta de Lionel Scaloni. A partir de ahí ganó visibilidad: se volvió un número puesto en Argentina y una atracción para los principales clubes europeos. El invierno pasado estuvo a nada de irse a jugar al Leed de Bielsa a cambio de una transferencia millonaria. El ex Racing que tiene de ídolo a Zinedine Zidane y Riquelme llegó a tuitear su felicidad por pasar a la Premier, pero finalmente el pase se cayó. En este verano europeo por fin puede llegar su salto a un club grande de Europa.