Los campeonatos europeos entran en la etapa final, con la Liga de España en una apretada pelea. Bielsa le ganó a Guardiola en el último minuto. El brote de Covid en Sudamérica, también en el fútbol. En Avellaneda todo penal es político. Laprovíttola, con el Real Madrid al hombro.

Bielsa-Guardiola: de merecimientos, justicia y resultado

El Leeds de Marcelo Bielsa venció por 2 a 1 al líder Manchester CIty, en el Etihad Stadium, con un gol en el minuto final después de haber jugado todo el segundo tiempo con diez hombres. Por jugar ante el puntero de la Premier League, y por cómo se dio el partido, fue tal vez el el triunfo más importante que consiguió Bielsa en la década que lleva como entrenador en Europa, con los pasos por Athletic Bilbao, Olympique de Marsella, Lille y Leeds. Por la expulsión de su capitán Liam Cooper, Leeds mostró la intensidad de siempre aunque no su voracidad ofensiva. El equipo de Pep Guardiola buscó y buscó el triunfo, pero en la contra final el visitante dio el golpe: fue el tercer triunfo seguido del equipo de Bielsa, que ahora recibe al Liverpool y fantasea con meterse entre los seis puestos de clasificación a competencias europeas. Desde el Mundial de Corea-Japón 2002 que el entrenador rosarino dispara debates futboleros sobre merecimientos, justicia y resultados. Este sábado la moneda cayó de la cara del Loco. “Hay dos palabras que es difícil que funcionen en común. Merecíamos ganar, pero lo justo hubiese sido que gane el City. Es lo que pienso. Hicimos un esfuerzo muy muy grande pero el City dominó el juego”, aseguró. Guardiola, que siempre profesa su admiración por Bielsa, fue más sintético: “Ellos merecieron ganar. Leeds, a veces, crea más situaciones y pierde. Ahora les tocó”. 



En Avellaneda, lo penal es político

No había pasado casi nada en un clásico de Avellaneda marcado por las bajas debido a los contagios de coronavirus y el temor de ambos equipos a salir a buscar el partido. Hasta que en el cuarto minuto de descuento Mauro Vigliano decidió cobrar un penal que solo él vio. La comitiva de 50 acreditados de Independiente que había en el estadio de Racing estalló: “Vigliano, hijo de puta”, comenzaron a cantar. Luego algunos miembros de la Comisión Directiva bajaron a la zona de vestuarios. Se cruzaron con sus pares de la Academia y pidieron hablar con Vigliano. “Fui a hablar con el juez. Me dijo que él vio penal. Son arbitrajes malos”, dijo Héctor Maldonado, secretario general de Independiente. Al otro día, Pablo Moyano, vicepresidente del club, fue más agudo: “El penal lo cobró Tapia. Macri se fue, pero mientras sigue la AFA macrista Independiente nunca va a salir campeón. Vigliano habrá tenido miles de razones para cobrar ese penal”. Pablo Moyano tiene una mala relación con el presidente de la AFA, su excuñado, ya que en 2019 Claudio Tapia se divorció de Paola Moyano, la hija mayor de Hugo. Guillermo Marconi, exárbitro internacional, presidente de uno de los dos sindicatos de árbitros que tiene el fútbol argentino y parte de la interna dirigencial del Rojo, también apuntó que lo de Vigliano no se trató de un error: “Hugo apoya incondicionalmente a Tapia. Pero Tapia y Pablo no se hablan hace 15 años. Eso es por algo y se ve reflejado en los arbitrajes”. Marcelo Tinelli, el presidente de la Liga Profesional de Fútbol, fue más sugestivo en su Instagram, minutos después del triunfo de Racing 1 a 0 sobre Independiente: “Seguí defendiéndolo”.



Salir a la cancha con siete jugadores

Durante la última semana, a la par de los casos récord en todo el país, en la primera división del fútbol argentino hubo casi cien contagios. El Covid fue protagonista en el clásico de Avellaneda y obligó a Banfield, con 20 bajas, a presentar un equipo lleno de juveniles con solo ocho futbolistas con profesional. Detalles, si se lo compara con un episodio de este fin de semana en Colombia. Por la Liga Dimayor, Águilas Doradas salió a enfrentar a Boyacá Chicó con apenas siete jugadores, entre ellos dos arqueros, aunque uno actuó como jugador de campo. De los 30 futbolistas inscriptos por el equipo antioqueño, 16 fueron bajas por covid y había otros siete lesionados. “Entiendo lo que está sucediendo, pero el equipo que no se presenta pierde los puntos. Y si tienen 7, deberán jugar con 7”, fue el mensaje del presidente de la Liga Dimayor, a cargo de la primera división colombiana. Las Águilas Doradas resistieron el 0 a 0 todo el primer tiempo. El partido, al final, terminó 3 a 0. Aunque no duró 90 minutos: a los 78, Giovanni Martínez salió del campo lesionado. Como Águilas Doradas quedó con seis el partido ya no estaba dentro del reglamento ni mucho menos de la lógica. Para el contexto sanitario que vive Sudamérica, en la previa del inicio de la fase de grupos de la Copa Libertadores, parece una luz de alarma.



Si fue el último, no fue de Messi

Una de las muchas aristas que convirtieron a Lionel Messi en el mejor futbolista del mundo a lo largo de los últimos 15 años fueron las decisivas actuaciones en los cruces entre Barcelona y Real Madrid. Con el del último sábado, el rosarino lleva siete clásicos consecutivos sin poder convertir. Exactamente desde que Cristiano Ronaldo se mudó de Madrid a Turín. El 10 tuvo un partido activo y participativo, aunque no estuvo fino con el arco en algunos remates que tuvo desde la puerta del área, entre ellos tres tiros libres. Tampoco tuvo suerte: sobre el final del primer tiempo ensayo un córner olímpico que dio en el palo. ¿Habrá sido el último? Es una pregunta que ni siquiera aún tiene respuesta en su cabeza. No solo contra el 10 jugaron los palos del estadio Alfredo Di Stéfano: en el último minuto el travesaño le negó el empate agónico a Ilaix Moriba. Messi llegó a los 45 clásicos. El triunfo 2 a 1 del Real Madrid, más el empate del líder Atlético de Madrid, dejó la Liga caliente para las últimas ocho fechas: Atlético 67, Real 66, Barca 65.


...
(Foto: AFP)


Laprovíttola, el argentino que definió el Real Madrid-Barcelona

Este fin de semana no solo hubo clásico de España en el fútbol. Por la Liga ABC de básquet también chocaron Real Madrid y Barcelona. Y hubo un protagonista argentino que fue decisivo: Nicolás Laprovíttola tomó la última pelota a falta de nueve segundos debajo de su propio aro con una desventaja de un punto, picó la pelota hasta la otra punta del campo y convirtió una bandeja, como si fuera simple. Fue el doble que le dio el triunfo al Madrid.  El base comienza a ser protagonista del equipo español tras la salida de Facundo Campazzo a la NBA: cerró una semana con 16 puntos y 7,3 asistencias de promedio en los tres triunfos del Real. Laprovíttola, que tuvo un paso fugaz por los San Antonio Spurs, es el único argentino que queda en Real Madrid tras la salida de Campazzo a los Nuggets y la reciente partida de Gabriel Deck a los Oklahoma City, también de la NBA.