Poco a poco, sin aglomeraciones y con estrictos protocolos sanitarios, el Centro de Alto Rendimiento Deportivo (Cenard) vuelve a estar habitado. En junio, volvieron los deportistas clasificados a Tokio 2021 o con proyección olímpica. Ahora también podrán entrenarse en el predio de 14 hectáreas los atletas argentinos que estarán o buscan estar en los Paralímpicos del próximo año.

El procedimiento para que vuelvan a la actividad fue el mismo que habilitó el regreso de los olímpicos hace un poco más de un mes. La Decisión Administrativa firmada por el Jefe de Gabinete de Ministros de la Nación, Santiago Cafiero, permite autoriza a desarrollarse  deportes de acuerdo Protocolos de Actuación para la Prevención y Control de Coronavirus (COVID-19). 

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

La resolución también habilita la apertura de los clubes y gimnasios donde realicen su entrenamiento deportivo los atletas paralímpicos, aunque sólo para desarrollar estas actividades. Las medidas tienen que garantizar higiene del lugar así como distanciamiento para disminuir los riesgo de contagio.

“Las federaciones deportivas deberán garantizar el traslado de los atletas, así como de sus equipos de trabajo, para que estos puedan llegar a sus lugares de entrenamiento sin la utilización del servicio de transporte público”, explica el comunicado del Ministerio de Turismo y Deporte de la Nación que detalla la resolución. La nueva normalidad también llegó para los paralímpicos.