En menos de una hora la Policía Aeroportuaria deportó a delegación de Pakistán del Fútbol Sala que venía al país a competir en el Mundial Misiones 2019 de la disciplina, alegando cuestiones de «seguridad nacional». 

Según lo declarado por Malik Adnan, secretario de la Federación de Fútbol Sala del país asiático, la decisión obedeció «a un error de la Embajada de la Argentina en Pakistán, que no había subido el detalle de los visados de nuestro lado del sistema”. 

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

Lo insólito es que, según el dirigente paquistaní, la propia embajada argentina reconoció el error, pero de nada sirvió por la velocidad con que los futbolistas fueron deportados. «Ya nos hemos perdido la Copa del Mundo», agregó Malik. Es que Pakistán tenía previsto debutar este lunes ante Brasil en la localidad misionera de Montecarlo.

Para completar las consecuencias del papelón, la Confederación Argentina de Fútbol Sala (CAFS) informó que no habrá reemplazante para el equipo paquistaní «porque el hecho sucedió a menos de 48 horas del comienzo del Mundial».