Ramiro Martínez, presidente de la Confederación Argentina de Trabajadores Cooperativos Asociados (Conarcoop), alertó sobre la precaria situación en la que se encuentran casi 40 mil trabajadores del sector, dado que en diciembre estarán recibiendo la última cuota de la Línea 1 Covid, que aporta el Estado para paliar la crisis causada por la pandemia y las dificultades económicas que arrastra el país.

De acuerdo al cooperativista “ahora se vienen meses de baja actividad, donde dichos asociados van a quedar impactados por el retiro del Estado, ya que a mediados de mes realiza el último aporte de Línea Covid”.

Sumate y apoyá el periodismo autogestivo

ASOCIATE

En ese sentido, desde la entidad resaltaron la necesidad de extender por otros 6 meses (hasta junio) la ayuda estatal, en especial en este contexto donde se está teniendo noticias de nuevas variantes del Covid. “Entramos nuevamente en una zona de incertidumbre”, resaltó Martínez.

En el mismo sentido, se expresó Cristian Miño, presidente de la Confederación Nacional de Cooperativas de Trabajo (CNCT): “Tenemos 13 mil personas en 20 provincias que están cobrando la Línea 1 Covid. En los últimos días, tuvimos una reunión en el ministerio de Trabajo, donde nos dijeron que no tienen presupuesto, pero la problemática que vemos es que el Covid no pasó, la economía de las cooperativas no está resuelta y por eso pedimos que esta línea se extienda por al menos seis meses más”.

Desde el Grupo de Empresas Sociales y Trabajadores Autogestionados de la República Argentina (Gestara), se alinearon también al reclamo.

Además de la extensión del programa, Conarcoop pidió que se actualice el monto que perciben sus asociados, lo que equivale actualmente a $ 11.000. “Necesitamos, en síntesis, una extensión del plazo y una suba del monto de Línea Covid, para poder mantener los puestos de trabajo, brindar seguridad y tranquilidad a los asociados”, señaló Martínez.  

Recordemos que el sector sufrió un fuerte impacto por la pandemia y la extensa cuarentena en nuestro país. En ese contexto, y a través de diferentes líneas de aportes, el Estado brindó apoyo para poder sostener puestos de trabajo. Actualmente, si bien hay algunas señales de recuperación, todavía se requiere de ese apoyo para poder sostener los puestos.   

En relación a eso, Ramiro Martínez señaló que “si bien algunos rubros lograron reinventarse o comenzaron a tener algo más de movimiento, existen otros, como el gráfico, que estuvieron postergados no solo por la pandemia sino que vienen de 5 años y medio de crisis, como consecuencia de los aumentos de tarifas, importación desmedida y costos dolarizados. Quitarles el apoyo del Estado sería un retroceso muy grave”.  

Sumado a eso, señalaron desde Conarcoop, existe un contexto de aumento de precios, en general, y en especial de los alimentos, que hace aún más crítico el panorama y requiere de una continuidad de la ayuda estatal.